Tercerizados de MCM y EMA: piquete en el Pueyrredón contra la precarización y los despidos en pandemia

Escribe Pablo Melta

Tiempo de lectura: 2 minutos

El vienes por la mañana amaneció con un nutrido piquete en el Puente Pueyrredón protagonizado por trabajadores tercerizados que se encuentran luchando contra despidos, por el pase a planta y por el reconocimiento de sus convenios colectivos. El colectivo obrero lo acompañamos las organizaciones de izquierda. El gobierno “nacional y popular” se hizo presente mediante gases y palos que repartió la Infantería, y luego por funcionarios de la secretaría de Seguridad, preocupados por levantar el piquete que, de todos modos, no pudieron evitar. Los otros grandes ausentes fueron los sindicatos -Foetra, Luz y Fuerza, Unión Ferroviaria y tantos otros- que miran para el costado frente a esta masacre social.

Entre las columnas más nutridas estuvieron los trabajadores tercerizados ferroviarios de “MCM” y los de Edesur de “EMA servicios”, ambos sectores reclaman contra los despidos, por el reconocimiento convencional (ferroviario y de Luz y Fuerza) y el pase a planta e las empresas principales. Son la cara visible de cientos de miles de trabajadores precarizados, el sector más golpeado por la política de abandono sanitario, ajuste al salario, suspensiones y despidos que el régimen está descargando contra los trabajadores.

También estuvieron presentes los despedidos tercerizados de Claro, que al igual que los de compañeros de EMA (Edesur), están encuadrados fraudulentamente bajo el convenio UOCRA. Se trata de un fraude institucionalizado, que cuenta con el consentimiento der la burocracia sindical, de los entes de control de las empresas de servicios (donde se repite esto como una plaga sin excepción) y de los gobiernos. Se trata de una “política de Estado” garantizada por macristas y kirchneristas, que ya enfrentó un movimiento por el pase a planta en la década pasada, cuando la burocracia y el estado asesinaron a nuestro compañero Mariano Ferreira y se desató una lucha más general que terminó con Pedraza preso, y cientos de trabajadores que obtuvieron el pase a planta, en el ferrocarril, en las empresas eléctricas luego de duras luchas.

Desde las patronales mediáticas se pretendía juzgar a los trabajadores por la “irresponsabilidad” de manifestarse en medio del agudo cuadro de la pandemia, una hipocresía mayúscula, frente al presencialismo laboral compulsivo, de un lado, y el despido de los trabajadores en pandemia, por el otro. La iniciativa obrera es la que puede brindar una solución contra el régimen capitalista que deja desguarnecida a la población trabajadora frente a la pandemia y la miseria social.

Finalmente la represión que dejó varios compañeros heridos e incluso un trabajador hospitalizado, no logró frenar el piquete, los trabajadores garantizaron un corte total y la policía debió abrir paso para que los compañeros pudieran encolumnarse para marchar a Plaza de Mayo. Antes realizaron un acto-asamblea sobre el puente, donde nuestra Tendencia planteó su apoyo a estas luchas y a su coordinación.

La pelea continúa. Los trabajadores preparan nuevas jornadas de lucha y reclaman al gobierno que se haga cargo. En las audiencias ministeriales los funcionarios dicen no poder hacer nada, pero no solo pueden, sino que es su obligación actuar. Una empresa como Edesur, que tiene una deuda con el estado de 14.000 millones de pesos, no podría oponerse ni por dos segundos a la exigencia de que ponga en regla a sus tercerizados, si esa fuera la decisión.

Vamos por el pase a planta de todos los tercerizados, abajo los despidos, reincorporación de los compañeros, reconocimiento de sus convenios colectivos. Viva la coordinación y la lucha obrera.

Suscribite a Política Obrera