El femicidio de Paola Tacacho: “Ferrazano, la Comisión de Juicio Político, Pisa y Manzur se nos ríen en la cara”

Carta abierta de la Mariela Tacacho, mamá de Paola, al pueblo tucumano.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Este miércoles 16/6 se reunió la comisión de juicio político de la legislatura tucumana para tratar los pedidos de reactivación del proceso de enjuiciamiento al magistrado. En febrero con la firma de Manzur a la renuncia condicionada a la jubilación de privilegio del magistrado, la mencionada Comisión clausuró de manera ilegítima el proceso iniciado frente a 8 pedidos de juicio político. Debía dejarlo en suspenso por 60 días, plazo en el que Pisa debía concretar su retiro.

En la actualidad, y a más de 60 días, el juez sigue en funciones y la comisión de juicio político votó en contra de reactivar el proceso y, de esta manera, evitaron formular la acusación. Por si esto fuera poco en un intento de lavarse la cara aceptaron 3 pedidos de juicio político nuevos al juez y corrieron el traslado para que haga un nuevo descargo. Mientras tanto Pisa ya presentó de nuevo su renuncia definitiva a Manzur, la que se consumará el 1 de julio y por lo tanto esta fachada es completamente funcional a la impunidad de Pisa. En el encubrimiento al femicidio de Paola y para consagrar la impunidad Manzur y Jaldo, cuyo bloque es el que preside la comisión de juicio político, dejan de lado la interna y cierran filas.

A continuación, reproducimos la carta de la mamá de Paola Tacacho denunciando las nuevas maniobras de impunidad para proteger al juez Pisa por su responsabilidad en el femicidio de la joven.

CARTA ABIERTA A LOS TUCUMANOS 16/06/2021

Ferrazano, la Comisión de Juicio Político, Pisa y Manzur se nos ríen en la cara.

No puedo dejar de expresar mi repudio y bronca a esta última maniobra de salvataje para el Juez Pisa efectuada recientemente por los legisladores de la “Honorable” Comisión de Juicio Político de la Provincia de Tucumán (le pido prestado el término a Irene Benito). Acá hay muchos señores y señoras vestidas de abogados/as, legisladores/as, ministros/as, etc. Que tienen a sus hijos e hijas vivas, con una justicia casi asegurada para ellos/as y todos los miembros de sus familias y amigos del poder. Pero del otro lado, estoy yo, trabajadora, humilde, mamá de una joven asesinada y víctima de femicidio que desde hace más de 7 meses su vida giró y tumbó en la peor de las pesadillas que una madre puede tener. Mi hija fue asesinada a sangre fría, en plena vía pública por quién había sido su ex alumno, hijo-hermano de un empresario (Ronald Parada Parejas) ligado al poder político y con vínculos en la Justicia tucumana. Desde ese entonces empatizamos con demás familiares de víctimas de la impunidad, organizaciones sociales y políticas, nos hermandamos en la lucha y son quienes me acompañan en cada paso que mi familia y yo damos en la búsqueda de Verdad y Justicia.

Desde aquel 30 de octubre no dejo de sorprenderme con una y otra maniobra de parte de Jueces, fiscales, fiscalas, Ministerios, legisladores, legisladoras y hasta el mismo gobernador de la provincia de Tucumán. Desde hace 7 meses que imploro Justicia en cada lugar y audiencia que consigo con insistencia, pero mientas más imploro más me encuentro con la miseria humana de toda esta gente, esta gente que asesina con lapiceras (como dice mi amigo Alberto Lebbos).

La Comisión de Juicio Político ésta mañana debía decidir si daba continuidad al proceso ya iniciado en noviembre del año pasado y que fue ilegalmente clausurado el 24 de febrero cuando Manzur aceptó la renuncia condicionada del juez Pisa. Pero no, ellos se la ingeniaron cuan ingenieros de la impunidad para correr traslado nuevamente a Pisa. Es decir, volvemos a noviembre, cuando se corrió traslado ante los 7 pedidos de Jury y Pisa presentó su descargo donde dice vergonzosamente que mi hija no era la víctima sino la justicia (vergüenza ajena me dio leerlo) y salpica a sus pares por el mal desempeño en otra causa (por ellos también voy). Hoy se debía avanzar el proceso de Juicio Político, Ferrazano (del bloque Jaldista) debía presidir una Comisión que dé cumplimiento a Ley Nº 8734 ¿Por qué retroceder en el tiempo y volver a repetir los pasos que establece esta ley?

Correr el traslado dilata lo ya dilatado, nuevamente le abre a Pisa las puertas de una jubilación de privilegio y de la impunidad; Impunidad que de una vez por todas debe de terminarse por Paola y por todas las víctimas. ¡Si hay impunidad, no habrá ni una menos.

Mariela Tacacho (mamá de Paola Tacacho)

Suscribite a Política Obrera