Santa Fe: primarias de la izquierda o reparto de cargos

Escribe Juan Cruz Mondino

Tiempo de lectura: 2 minutos

Mañana, domingo, está establecido el cierre de la inscripción de las alianzas para las elecciones primarias en Santa Fe; dos semanas más tarde tendrá lugar la presentación de las listas de candidatos. El PTS insiste en su propuesta de unas PASO de la izquierda, con la oposición el PO oficial e Izquierda Socialista. El PTS no cesa con sus videos a favor de la Interna Abierta, y recibe otros tantos videos de rechazo a una PASO, y el reclamo de un Congreso confinado al FIT-U. Mientras que las PASO tienen reservadas siete semanas de debates (en el caso de Santa Fe son Primarias), el congreso de marras sólo llegaría a ser un acto público reunido de apuro.

Ni de un lado ni del otro hay un debate de programas ni, por lo menos, de cómo aprecian el momento histórico excepcional en que tendrán lugar las elecciones. De un modo general, en situaciones de este tipo es un error caracterizar que los contrincantes no están de acuerdo en nada sino, por el contrario, que están, más bien, de acuerdo en todo, menos en el reparto de candidaturas. La gestión colectiva de las bancas parlamentarias, como fue acordado en 2011, no tuvo la oportunidad de nacer, y la rotación de los cargos ya no satisface tanto. El acuerdo en todo (nos referimos al programa) lo ilustra la firme posición de los cuatro protagonistas del FIT-U en impulsar la presencialidad escolar y las labores no esenciales de todo tipo, como lo reclaman por sobre todo las patronales. El desenlace de la disputa santafesina (no llega a ser una crisis) mostrará cuán consecuente es cada uno con sus planteos. Lo más probable es que no haya primarias ni congreso, y que todo quede en la oscuridad de una riña entre gatos negros.

De nuestra parte, repetimos, somos partidarios de las Paso (primarias) de la Izquierda. En Santa Fe, sin embargo, sólo contamos con la legalidad en cinco municipios – todos centros industriales -, de modo que la modalidad de nuestra participación en las primarias de Santa Fe debería ser convenida con los otros partidos de la Izquierda. Desde un punto de vista electoral, Santa Fe ha sido la provincia donde, en el pasado reciente, la Izquierda ha hecho la peor performance en votos, con la excepción, claro, de los municipios del Departamento de San Lorenzo, donde han habido resultados de dos dígitos.

La Provincia, de otro lado, es literalmente un polvorín, cruzada por todas las contradicciones y antagonismos del país. Con la Hidrovía se ha convertido en objeto de disputa internacional y en la última palabra de las prometidas pseudo estatizaciones kirchneristas. En San Lorenzo tiene la mayor concentración obrera, mientras en las barriadas de Rosario el narcotráfico campea como en México. Los pulpos exportadores embolsan los mayores beneficios y son afectados por gruesas bancarrotas. En Reconquista, al norte, se desarrolla una disputa por tierras, y en el cinturón de Rosario por terrenos para viviendas, El Gobernador tiene a su peor enemigo en su propio bloque en la Legislatura, en tanto del ‘socialismo’ navega por la avenida del medio de Lavagna y Randazzo y la alianza con el radicalismo macrista.

Sobre esto y sobre un programa transicional de movilización de trabajadores, el FIT-U no habla. El lugar político de las Primarias de la Izquierda tiene que ver, sin embargo, con esto.

Suscribite a Política Obrera