Despidos en Salud: Perotti contra estatales y disidencias sexuales

Escribe Lucía Fernández

Tiempo de lectura: 2 minutos

La notificación de cese de contrato de una trabajadora del Hospital Sayago puso en vilo a todo el colectivo de la disidencia sexual y a distintas organizaciones que se pronunciaron por la reincorporación de la compañera. Se trata de una médica con especialidad para sostener uno de los pocos consultorios de atención integral a personas trans en Santa Fe.

De esta manera, el acceso a tratamientos médicos vitales para la comunidad se encontraba en peligro para una población de más de 70 personas usuarias, eso implicaba el cierre del consultorio.

Este golpe nos recuerda a la desarticulación del único equipo que tomaba casos de ILE de segundo trimestre avanzado en el centro norte de la provincia ocurrido hace unos meses. La orientación propuesta por “el gigante” Perotti y su gabinete en los dos casos, fue el de defender el cierre de consultorios antes que la atención de la salud y los derechos sexuales y reproductivos de la población. Si pasa, pasa.

Basta de despidos

El contrato de la médica se enmarcaba en un reemplazo, desde hace cinco años. El cese de contrato se efectuó tras la baja por jubilación del personal titular. Perotti ha sostenido como política de estado la inhabilitación de cargos que debieron quedar vacantes para ser ocupados, recordemos que la reducción de la planta estatal ha sido el eje de su campaña electoral en el 2019 como guiño a los dueños del agro y la industria.

Así, los pocos y aislados pases a planta que se efectuaron fueron sostenidos con la reducción de la planta desde otro lado, “dan” por un lado lo que sacan por otro. Mientras las direcciones sindicales celebran una farsa, más de 5.000 contratos Covid compuestos casi en su totalidad por mujeres son dados de baja el 31 de diciembre. Quienes estuvieron en primera línea de batalla contra el COVID, son arrojadas al desempleo en el medio de una crisis económica galopante.

Los ceses de contratos, como el del caso citado, abundan en todos los hospitales y centros de salud. Lo que también abunda en las áreas más desoladas y sin estructura como salud mental e inclusión es el trabajo sin contrato ni siquiera.

A días de la marcha del orgullo en Santa Fe y el 25N, este caso particular es una excelente síntesis para comprender la violencia del estado en beneficio de los intereses del capital.

También es otra muestra de que los métodos de organización para defender nuestros derechos, o conquistarlos, hacen recular a cualquier gobierno. La respuesta del colectivo de diversidad sexual llamó a la movilización y los medios se sumaron en la difusión. La compañera fue reincorporada. La lucha siempre rinde.