Rechacemos la miseria salarial de Kicillof y Baradel

Escribe Tribuna Docente Tendencia

Tiempo de lectura: 2 minutos

En menos de 24 hs, el gobierno bonaerense y los cinco sindicatos docentes provinciales han pactado una nueva miseria salarial para los trabajadores de la educación. Sin que la docencia conozca ninguna cifra se han convocado a reuniones de delegados en los distritos, que se presentan como "informativas". Lo que Baradel presenta como una "consulta" a las bases es una estafa. Los delegados que concurrirán no cuentan con ningún mandato de escuela para pronunciarse.

El "aumento" es presentado por el FUDB (Frente de Unidad Docente Bonaerense) como un aumento anual del 54%, pero lo concreto es que -según trascendió por los medios- el gobierno ofrece la incorporación de $565 pesos al salario básico y un "blanqueo" de otros $500. Esto a cobrarse en Enero de 2022. Como ya conoce la docencia los "aumentos" que son presentados como porcentajes -que además son en cómodas cuotas- tienen por fin ocultar la depreciación del salario mínimo, en post de contabilizar sumas en negro o por fuera del salario básico que no cobran jubilados, no se contabilizan para antigüedad, zonas desfavorables, etc. Con estos números, el salario básico de un maestro de grado (en Enero) por cargo quedara en $24.832, por debajo de la canasta de indigencia que el INDEC calcula en $30.925, y a kilómetros de una canasta familiar hoy en $150 mil pesos. El salario de bolsillo del maestro de grado con 24 años de antigüedad (máxima antigüedad) queda por debajo de la línea de pobreza, hoy superior a los 75 mil pesos.

El salario docente viene de perder durante el periodo de Vidal un 20% de poder adquisitivo, y ya retrocediendo en términos reales hace siete años. Este nuevo pacto de Kicillof con los gremios afines, viene a consolidar este escenario. La docencia se ve obligada a trabajar hasta tres cargos para llegar a fin de mes y cada vez más compañeros deben tomar trabajos por fuera de la docencia para sumar mayores ingresos. Baradel al salir de la reunión con el gobierno, sin embargo, valorizo que la dirigencia gremial "encontró un gobierno provincial que ha escuchado y dado respuesta a las necesidades de las y los docentes de la provincia de Buenos Aires". Una cargada.

Este nuevo acuerdo a la baja, está ligado a la "tarea" de ajuste que el gobierno está realizando por pedido del FMI para llegar a un nuevo acuerdo anti obrero, que de realizarse comenzara con una devaluación que licuara aún más los salarios y las jubilaciones. Las CTA y la CGT son parte de los principales operadores que militan esta orientación para hacer pasar un nuevo ataque a conquistas históricas del movimiento obrero, incluyendo el régimen jubilatorio docente. Depositar expectativas en que desde estos sectores provenga algún tipo de "plan de lucha", es una fantasía.

Rechazamos esta nueva paritaria de miseria salarial, promovemos la realización de asambleas, auto convocatorias y un plenario provincial de delegados con mandato para organizar un plan de acción provincial que coloque como primer punto la necesidad de un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar por cargo y la votación de paritarios electos por asamblea.

Tribuna Docente (Tendencia)

En la Lista Multicolor de SUTEBA

Provincia de Bs. As.

10/12/21

LEER MÁS

Un balance de la marcha contra el FMI, escribe Jacyn