Huelga general o paro aislado, Congreso Obrero o trenza con la burocracia

Escribe Julio G.

Tiempo de lectura: 1 minuto

En el marco de la lucha que llevan adelante los obreros del neumático y el Sutna por aumento de salario real, el PTS sacó la “propuesta” de un “Plenario Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados”. Este planteo representa un viraje político. Hasta hace unas semanas el PTS planteaba que no había condiciones políticas para impulsar un Congreso Obrero porque la “relación de fuerzas no da”.

Izquierdadiario.com (1/6) plantea ahora que coincide con “Los compañeros del Partido Obrero”, en relación a un video que circula en las redes, donde estos hablan de “la necesidad de organizar un Plenario Nacional de trabajadores ocupados y desocupados”. La coincidencia tiene lugar cuando el PO O ensaya su propio viraje hacia la burocracia de la CGT.

El PTS liga su “propuesta” a la necesidad de apoyar la lucha de los obreros del neumático; “podría ser, dice, una gran movilización de miles que sería un gran hecho político para ganar el conflicto…" (Ídem). Aquí ya aparece el lado faccional del planteo, porque supone que el aparato del PO no estaría haciendo nada o que deposita su expectativa en la presión de la burocracia cegetista en el ministro de Trabajo. No hay un planteo en el FITU que no esté orientado a la pelea faccional interna. El mismo diario reivindica un paro nacional que solo podría ser llamado, desde arriba, por la burocracia.

Nuestra Tendencia plantea la perspectiva de una huelga general, que solo podría nacer de las luchas y el derrumbe político en desarrollo. Para eso hacemos una agitación por un Congreso Obrero promoviendo pronunciamientos en plenarios y Congresos, como el que impulsa el Polo Tendencia para junio y julio.

Suscribite a Política Obrera