Elecciones legislativas en Francia: el “ascenso” de Mélenchon

Escribe Joaquín Antúnez

Tiempo de lectura: 2 minutos

La primera ronda electoral para la Asamblea Nacional francesa, que reparte 577 bancas, se ha caracterizado por un rotundo abstencionismo (53%), el nivel más alto en la historia de la Quinta República (1958), superando el “récord” anterior (51,6%), registrado en 2017.

En cuanto a las listas que se presentaron, la nueva Unión Ecológica y Social (Nupes) -cuya principal figura es Jean-Luc Mélenchon- obtuvo el 26,8%, mientras que Ensemble, la fuerza del presidente recientemente reelecto, Emmanuel Macron, obtuvo 25,8%. El derechista Reagrupamiento Nacional (RN), dirigido por Marine Le Pen -compitió en el ballotage presidencial con Macron hace apenas un par de meses-, alcanzó el 19,1%; los Republicanos conservadores, el 11,1%; las demás listas se repartieron el 5,9%.

Si bien estos resultados nacionales no reflejan de manera lineal la acumulación de bancas de cada fuerza, pues se eligen los candidatos de manera individual, marcan las tendencias que se volcarán en la conformación de la nueva Asamblea Nacional. De momento, Nupes se convertiría en la primera minoría dentro del parlamento. Macron enfrenta la posibilidad de gobernar el próximo quinquenio sin un primer ministro que sea de su fuerza política. La definición final será el 19 de junio cuando se sucedan las segundas vueltas en los distritos donde no haya resultado electo un candidato con el 50% de los votos positivos emitidos. La alta abstención ha llevado a una segunda vuelta que será aún más importante que la elección de este domingo último.

Mélenchon (La Francia Insumisa) ha llegado a este resultado luego de haber convertido a estas elecciones en una “tercera vuelta presidencial” y reunido a casi toda la “izquierda” tras su figura. Este amplio frente incluye, además de su propio partido, La Francia Insumisa (LFI), al Partido Comunista (PC), Socialista (PS), Verde y, de manera “crítica”, al Nuevo Partido Anticapitalista (NPA). La única fuerza electoral de izquierda por fuera de este armado es Lutte Ouvriere (LO), cuyos guarismos no sobrepasan el 2% a nivel nacional. Mélenchon se candidatea a primer ministro del gobierno Macron.

Este rejunte de izquierda, sin embargo, no le aseguró a Mélenchon la suma del total que los mismos partidos habían obtenido hace solo un mes en las elecciones presidenciales (LFI 22%, Verdes 4,5%, PC 3%, PS 1,8% y NPA 0,8%. Total: 32,1%). Macron, por su parte, se ha convertido en el primer presidente de la Quinta República que no alcanza el 30% de los votos en una elección de diputados, luego de la elección presidencial; también fue el primero en perder una primera vuelta.

El NPA no ha sido habilitado para presentar ningún candidato por el Nupes. En algunas regiones del país, los militantes de base del NPA votaron presentar candidatos propios por fuera del Nupes, la dirección nacional desconoció estas candidaturas y llamó a votar al Nupes contra… el propio NPA (NPA, 31/05).

Para la segunda vuelta electoral ya se ha pronunciado sin tapujos por votar a todos los candidatos del Nupes, incluido el PS. Los mentores del partido amplio han caído en el movimientismo más descarado y oportunista.

Le Pen y los otros candidatos de la “extrema derecha” se pincharon o mantuvieron un piso mínimo de votos, aunque sumados obtendrían el segundo lugar desplazando al propio Macron. El único partido que ganó votos en relación a su presentación electoral fueron los republicanos, que pasaron del 4,7% al 11,5% y salieron en cuarto lugar.

La apatía general de la ciudadanía ante las elecciones es el mejor reflejo del impasse político que atraviesa el régimen en su conjunto; aquellos barrios donde predomina el desempleo y la miseria es en los que menos concurrencia electoral se ha dado (Seine-Saint-Denis 27,72%. Ascendió al 32,04% en Val d'Oise y al 32,41% en Moselle, Clarín, 13/06).

Suscribite a Política Obrera