“La ´e´ no ha surgido del uso y no tiene la dinámica del uso” – Martín Kohan

Tiempo de lectura: 7 minutos

Ponemos a disposición del lector la entrevista que le hizo la periodista María O’Donnel al escritor Martín Kohan acerca del veto a su uso en las escuelas de la Ciudad.

María O’Donnel: Un conjunto de escritores y escritoras de enorme prestigio sacaron un comunicado el fin de semana planteando su rechazo a la medida del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de prohibir el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires. Una prohibición que no la enuncian como tal pero después dicen que no se puede utilizar, y la Ministra dice que en caso de ser utilizada habría sanciones administrativas para los docentes. Uno de los firmantes de esta carta es Martín Kohan y además es profesor en Letras en la UBA.

Martín Kohan: Qué tal, María. ¿Cómo estás? Permitime empezar con una pequeña corrección. No estoy entre los firmantes de la carta.

M.O.: Ah. Perdón. Pensé que había visto tu firma. ¿La viste a la carta?

M.K.: La vi, la vi, la vi. Pero no la firmé. Sólo eso. Pero podemos conversar igual.

M.O.: Dale. Dale. No. Perfectamente. Pensé que estabas. Pero supongo que en el trazo grueso estás de acuerdo.

M.K.: En el trazo grueso sí. Pero cuando uno firma, firma trazo fino también

M.O.: Claro. Pero trazo grueso es rechazo a la medida. A ver… contanos qué te pareció la medida del gobierno de la Ciudad.

M.K.: En principio, si hay una prohibición, es a eso a lo que me resistiría, o por lo que no estaría de acuerdo. No estaría de acuerdo con ninguno de los dos gestos: ni la imposición ni la prohibición. Si aparece como alternativa, se puede pensar en cada caso qué clase de alternativa es, qué ofrece, qué aporta. Imponer no, prohibir tampoco. Yo creo que el nudo de la cuestión, en este caso, que es un aspecto que yo desconozco y no me ha quedado claro y por lo tanto no me pronuncié más que para reflexionar de este modo, es si efectivamente se ha corroborado, quién lo estableció y cómo se estableció, que el lenguaje inclusivo en los colegios dificulta el proceso de adquisición de la lectura, de la escritura, de las reglas gramaticales, de la sintaxis, si efectivamente produce complicaciones en ese periodo. En ese caso me parece más que razonable dejar de utilizarlo. Pero si no está comprobado eso, no entendería por qué esta iniciativa.

M.O.: Claro. Porque es un poco el argumento que utiliza la resolución. Que la razón por la cual se prohíbe el uso de la e, la X o el @ tiene que ver con que hay una generación de complicación del aprendizaje adicional.

M.K.: Habría que hablar con especialistas en Ciencias de la Educación. Yo soy educador en ese mismo sentido que vos también sos escritora. Trabajo de enseñar, pero no trabajo de enseñar en la escuela primaria por lo tanto no conozco esa situación para saber hasta qué punto es efectivamente así. Si produce complicaciones, yo solamente podría pensar, remitiendome a los años en los que daba clases en colegios secundarios, años, cursos en los que tenía que enseñar 'objeto directo' y 'objeto indirecto', donde la diferencia entre 'lo', 'los' y 'les' es clave digamos. Se enseña a partir de ahí porque está estructurado a partir de ahí. No sé cómo se enseñaría teniendo en cuenta el inclusivo o cruzando el inclusivo. Creo que la cuestión es establecer -yo no estoy en condiciones de hacerlo- si efectivamente dificulta, enreda, traba la adquisición de herramientas de lectoescritura o de ciertos manejos gramaticales, me parece que ahí sería indefendible, ¿quién defendería algo que complica esa instancia? Lo que no tengo claro es que efectivamente sea así.

M.O.: Ahora, Martín, vos das clases en Letras. Qué haces si un alumno/alumna te entrega un parcial escrito con E...

M.K.: Lo tengo que aceptar.

M.O.: Lo aceptas.

MK.: Es que lo tengo que aceptar.

M.O.: ¿Por?

M.K.: Porque está establecido institucionalmente. Es esta precisamente la instancia. Si se está discutiendo que su implementación institucional digamos, la resolución entiendo que pasa por una dimensión institucional. Si los chicos hablan con E en el recreo, nadie los va a sancionar en la escuela. Están hablando de la orientación institucional por parte de figuras institucionales como son los docentes y las comunicaciones institucionales como son las expresiones formales de las efectivas escuelas.

M.O.: En la Universidad de Buenos Aires está establecido que, digamos, eso depende de cada alumno.

M.K.: Sí. Si alguien presenta un parcial, yo no se lo puedo desaprobar porque está con E, a lo sumo lo que a veces hago, pero no lo hago con los estudiantes sino con otras comunicaciones que recibo, reviso que se esté usando correctamente; generalmente lo usan mal, se les escapa alguna 'o', cuando se les escapa alguna 'o' y se esgrimen banderas digamos donde se pone en la "e" una carga política tan fuerte, la 'o' pasa a ser discriminatoria, entonces no la puedo aceptar a la 'o'.

M.O.: Sí. La 'o' a veces cuando se usa por ejemplo para decir "los travestis" que tiene una idea de negar la propia idea, ¿no?, con lo que tiene que ver con ser trans.

M.K.: No. O cuando te dicen "Les estudiantes, les docentes, les administratives, los vamos a esperar el viernes", yo tengo que entender que van a esperar solamente a los varones heterosexuales porque están usando la 'e' y sin embargo ahí pusieron una 'o'. Precisamente en ese punto están complicando algo que funcionaba bien en este sentido que quisiera puntualizar. Yo prefiero usar, yo, cuando defino, defino 'lenguaje inclusivo con e" y luego digo "lenguaje inclusivo con o", porque yo que hablo con la 'o' no estoy dejando de ser inclusivo.

M.O.: No le buscás la vuelta. Vos te mantenés hablando como antes. Yo, de lo que me doy cuenta, yo no uso la 'e' salvo en broma o en situaciones, pero lo que busco son formas que no me lleven a la 'o' para hablar de mujeres y varones indistintamente especialmente en situaciones que por ahí me pasa, especialmente con las maestras, por ejemplo; hay muchas más maestras de grado que maestros pero siempre decimos maestros. Hoy pasa lo mismo con los médicos. Hay ciertas cosas que el inclusivo parece que da la idea que describe mal a ese colectivo porque por default usamos el masculino.

M.K.: No es el masculino. Toma la forma del masculino. Ya no es el masculino. Si fuese el masculino, si fuese exactamente el masculino, cuando vos te dirigís a un conjunto de médicos y médicas y les decís 'los espero el viernes', vendrían solamente los varones. Y no vienen solamente los varones, vienen todos.

M.O.: Entonces si digo médicos y médicas tengo que decir 'las y los espero'

M.K.: Siguiendo esa línea, sí. Lo que yo planteo es que la 'o', que efectivamente remite a lo masculino, cambió en el uso, porque decimos efectivamente que la lengua tiene una dinámica y la dinámica está dada por el uso y la lengua se transforma en el uso y es una de las reservas que yo tengo con la implementación de la 'e', que es algo que no ha surgido del uso y no tiene la dinámica del uso. Si la tuviese no estaríamos dando tantas vueltas. Viene de una determinación, digamos, en la intención y en el propósito político honesto plenamente de acuerdo pero tiene las trabas y las dificultades de una transformación de la Lengua que no proviene estrictamente de la dinámica del uso, es decir se le está tratando de transferir al uso, pero no proviene de la dinámica del uso. Lo que ha ocurrido en la dinámica del uso a mi entender es que la 'o' cambió su carácter. La 'o' que tiene la marca o ciertos usos de la 'o' que tienen la marca de que efectivamente en un momento histórico habían más médicos que médicas, con que había predominio masculino en la mayoría de las esferas públicas y en ese punto la 'o' abarcaba al conjunto integral o a la gran mayoría de los presentes y de pronto ha dejado de serlo, yo diría esa 'o' ya no es la misma. Porque esa 'o' que, en algún punto, podía marcar una inflexión de masculinidad, ha dejado de serlo. Efectivamente la integración a lo que llamaríamos el universal toma la forma del masculino pero deja de remitir a recortes masculinos, deja de ser una exclusión. Por eso yo prefiero decir "inclusivo con e" e "inclusivo con o" porque con la 'o' también estás incluyendo, la 'o', insisto, cambió de carácter. No es que estás usando un giro masculino y estás forzando a las mujeres y a cualquier otra persona de cualquier otra orientación a encajar en el masculino, ya no designa el masculino. Se transformó la designación del masculino en un universal y por lo tanto es inclusivo también. Yo no considero discriminar ni excluir a nadie cuando digo "Buenas tardes a todos"; estoy saludando realmente al conjunto integral de las personas que están presentes. No estoy dejando de saludar a las mujeres, no estoy dejando de saludar a los trans, estoy saludando a todos. Estoy incluyendo a todos usando la 'o' de manera que la 'o' es tan inclusiva como la 'e' llegado el caso.

M.O.: Bien. Martín Kohan. La verdad es que me resulta todavía más interesante porque la mayoría de los escritores, digamos, Martín tienen una tradición de venir de la izquierda y todo, en realidad tiene una postura distinta, me resulta todavía más interesante escucharte decir esto Martín.

M.K.: Bueno. Vengo de la izquierda, pero no estoy de acuerdo con todo lo que se dice.

M.O.: No. No. Por eso me resulta más interesante porque daría la sensación de que todo un sector del progresismo, la izquierda está en contra de esta medida y vos lo que planteás es una postura, digamos, de que no te gustan las prohibiciones, de que querés entender por qué se hizo esta prohibición, pero en la discusión del lenguaje abrís un matiz que suena muy interesante para el debate.

M.K: Mi postura es esa. Si no estaría yo usando la 'e' cosa que ahora mismo yo no estoy haciendo.

LEER MÁS: "El lenguaje excluyente", por Jorge Altamira

Suscribite a Política Obrera