Jueves 28: una jornada de movilización en todo el país

Escribe Rita Marchesini

Tiempo de lectura: 3 minutos

La jornada del jueves 28 estuvo poblada de movilizaciones de desocupados en todo el país. La convocatoria de la Unidad Piquetera tuvo como ejes el repudio a la criminalización de la protesta, la exigencia de un bono de 20.000 pesos y la universalización de los planes sociales. La jornada comenzó con una conferencia de prensa en Tribunales, donde se denunciaron decenas de allanamientos a locales y dirigentes de organizaciones sociales. Allí, además de la Unidad Piquetera y la izquierda, se hicieron presentes dirigentes de la UTEP, la organización que nuclea a parte de los movimientos sociales oficialistas.

Más tarde, se desplegaron columnas que terminaron confluyendo a la Plaza de Mayo hacia el mediodía. Antes de la concentración final, se realizó un acto frente al ministerio de Desarrollo Social, donde se denunció el cierre de los cupos para el Plan Potenciar Trabajo y también el ´bono´ de 11.000 pesos anunciado por el gobierno, que de todos modos fue caracterizado como una conquista de la lucha. En el interior, se reprodujeron estas manifestaciones en Tucumán, Jujuy y Córdoba, entre otras ciudades.

La masiva movilización de desocupados tuvo lugar mientras, a pocos metros de la plaza, se cocinaba otro capítulo de la crisis terminal del gobierno de los Fernández. No es un dato menor que, mientras se imponía el superministerio del ajustador Massa, la propia Casa Rosada se encontrara literalmente rodeada por las columnas de compañeros desocupados. El derrumbe político y económico del gobierno no opera en el vacío. En esas mismas horas, se anunciaban nuevos paros en el transporte y en las grandes siderúrgicas del país.

Grabois

En las semanas previas a esta movilización, se produjeron diferentes acercamientos entre la UTEP de Juan Grabois y la Unión Piquetera. Dos reuniones y sendas conferencias de prensa, en el local del PO oficial, habían anunciado iniciativas de movilización en común. La movilización de este 28 debía expresar la concreción de esa convocatoria. No fue así: más allá de la conferencia de prensa de la mañana, la UTEP sólo se hizo presente con algunos centenares de militantes en el Obelisco, junto a miembros de la CTA Autónoma. Esa concentración se disolvió sin pena ni gloria cuando las columnas de la Unidad Piquetera todavía estaban ingresando a la Plaza. Los dirigentes del “piqueterismo” oficial ya le bajaron el tono incluso al reclamo del seudosalario universal, después que el gobierno lo archivara. En plena crisis de gabinete, los agentes del gobierno no quisieron hacer olas: Grabois twitteó que le pide “a Massa lo mismo que a los anteriores”, a sabiendas que Massa viene a redoblar el ajuste “de los anteriores”. Otro funcionario oficialista, Menéndez, de Barrios de Pie, levantó la marcha prevista para el sábado en La Rural. La jornada de ayer dejó claro que los dirigentes “sociales” del oficialismo se han acercado a la izquierda piquetera en su carácter de agentes del gobierno, y con el propósito de manipular la crisis social y las movilizaciones en curso. Otra agencia oficial, la CGT, ya se ha apresuró -a través de Daer- a llenar de elogios al debutante Massa.

Esta conclusión no fue recogida, sin embargo, por los convocantes a la marcha de la Unidad Piquetera: en su mensaje político, Belliboni reiteró el llamado a la UTEP y a la CGT a “que rompan con el gobierno” y convoquen a un paro nacional. El planteo, que es el de todo el FIT-U, deja al movimiento piquetero girando sobre un eje superado por los acontecimientos, y lo mismo ocurre con el movimiento sindical y la clase obrera en su conjunto. El gobierno le ha cerrado el grifo a la asistencia social.

Nuestra intervención

El Polo Obrero Tendencia participó activamente de esta jornada, en la Capital y en todas las provincias donde tuvo lugar. En la CABA, después de participar de la conferencia de prensa de Tribunales, una importante columna se concentró en Callao y Corrientes, marchando primero hasta el Obelisco y luego hacia la Plaza de Mayo, por Diagonal Norte. Nuestra columna fue encabezada por una gran bandera planteando “por un congreso obrero- por la huelga general”.

En la desconcentración, realizamos un acto donde hablaron varios compañeros del Polo y de Política Obrera: Demetria, de la Villa 21, Bárbara Carrillo, de Almirante Brown; Eduardo Molina, de Berisso; Eva Gutiérrez y Marcelo Ramal.