25N en Santa Fe: movilicemos contra el ajuste de Fernández, Perotti y el FMI

Escribe Cuki M.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Este 25N se desarrollará en un cuadro de crisis política y desintegración muy profunda en la provincia y en la ciudad de Santa Fe. Por un lado, Perotti culminará el 2022 con una crisis política. En el gobierno del Frente de Todos se han producido múltiples fracturas. La división al interior del bloque del senado, con Traferri y sus relaciones con el juego clandestino a la cabeza; la crisis con los distintos ministros de seguridad y jefes de policías que se sucedieron en tres años, y las implicaciones con el narcotráfico y la violencia; los carpetazos y la prisión de fiscales por haber recibido coimas para cajonear o archivar investigaciones que involucraban a distintos empresarios de distinta monta, son algunos ejemplos.

Por otro lado, las paritarias cerradas durante marzo tanto de estatales como docentes, tuvieron que ser reabiertas por la disparada inflacionari; pero sobre todo por la lucha de las bases, sofocada a medias por las direcciones burocráticas de AMSAFE, ATE y UPCN.

A esto se suma un cuadro general de miseria social que se agudizó en los últimos meses. La pobreza en el gran Santa Fe supera la media nacional, con un registro un 39,1%, y en el Gran Rosario alcanzó al 31,2%.

Violencia hacia las mujeres

En este contexto, la violencia hacia la mujer y las disidencias recrudeció. Según datos del Observatorio de la Seguridad Pública (OSP) de Santa Fe, el porcentaje de mujeres víctimas de homicidios registrado a nivel provincial trepó este año al 19,7%, cuando en todo 2021 su incidencia fue del 9,4%.

En comparación con el período 2015-2021, en el año 2022 se duplicó la proporción de mujeres asesinadas en la provincia, según el Observatorio Lucía Pérez.

Pero no se trata sólo de números, sino de la evidencia de una erosión social marcada por la pobreza, la falta de trabajo, los bajos ingresos, los crímenes y la violencia que operan en los barrios.

La falta de aplicación efectiva de la IVE es otro gran problema, como el desmantelamiento de los equipos de salud sexual y reproductivos de Santa Fe y Rosario que digitó el Gobierno. Como ejemplo claro, en estos momentos una mujer de 36 años está presa por abortar en Cañada de Gómez, acusada por homicidio agravado y que podría ser condenada a prisión perpetua. Pero no llegan anticonceptivos ni tratamientos hormonales a hospitales ni centros de salud.

Responsabilidades políticas

El mentado ministerio de Género e Igualdad de la provincia no se transformó en una referencia ni para las propias militantes del PJ, porque no realiza ninguna actividad.

El vaciamiento de la mesa Ni Una Menos (NUM), desde que asumieron Fernández y Perotti, y más allá del freno durante la pandemia, se terminó de completar en la convocatoria a este 25N. Como ocurre desde hace varios años, la marcha estuvo precedida por tres asambleas abiertas, con informes, debates y la construcción de un documento armado por consignas sueltas, lo que habilitaría una amplitud de posturas. El PJ y el PS, lo mismo que el PCR, abandonaron la organización de la marcha por la consigna de convocatoria - “Contra el ajuste de los Fernández, Perotti y el FMI, las mujeres gritamos: el hambre y la pobreza también son violencia”. Significativamente, incluso los partidos que integran el FITU se borraron de participar. Ahora, el el PJ, el Frente de Todos y parte del PS amenazan con romper abiertamente con la NUM y realizar otra convocatoria.

En otras palabras, se busca disolver un espacio como la NUM, con la historia que carga de por sí en la ciudad, para que no se convierta en un canal de organización y movilización de las mujeres contra los gobiernos. La posibilidad de denunciar con nombre y apellido, de incluir al FMI y las responsabilidades políticas, se generó a partir de un debate que dimos hasta el cansancio, de una autoridad política ganada y de una intervención constante sobre los diversos problemas que atañen a las mujeres trabajadoras.

De procesarse, la ruptura mostrará una crisis ya instalada en el movimiento de mujeres, que se evidenció en la división del Encuentro de Mujeres, y que tiene a los aparatos de estas organizaciones pensando como contener el descontento con el gobierno fondomonetarista – una misión imposible. La lucha de las mujeres de los barrios, las docentes atacadas por Perotti, las precarizadas, las estatales que luchan por sus contratos, como así también las reivindicaciones salariales y de trabajo, estarán presentes en el documento que se leerá el 25N. Ese es el camino que debemos profundizar en esta convocatoria.

Suscribite a Política Obrera