Colonia Santa Rosa: rebelión de trabajadores municipales contra el acuerdo salarial de Sáenz y la burocracia

Escribe Violeta Gil

Tiempo de lectura: 3 minutos

En el marco del último acuerdo salarial ruinoso, pactado por el gobierno de Gustavo Sáenz y la burocracia de los sindicatos para el conjunto de los estatales, fijado en un 15 % del salario de diciembre de 2022 y un bono de 30.000, los obreros municipales de Colonia Santa Rosa, Orán, iniciaron la huelga por tiempo indeterminado, ya que el intendente ni siquiera pagó lo fijado por el gobierno.

Después de una semana de huelga, con el municipio cerrado bajo un piquete obrero, el intendente Mario Guerra convocó de emergencia a los trabajadores para levantar la medida, en nombre de depositar los salarios y el bono adeudados. En asamblea, los obreros exigieron que el 15 % se pague sobre el sueldo de agosto de 2023, ya que la inflación desde diciembre del año pasado hasta acá devoró cualquier porcentaje y sólo en el último mes hubo una devaluación del 22 %. Resolvieron continuar con la medida de fuerza hasta imponer este reclamo.

Trabajadores a la ofensiva

La rebelión de los municipales choca directamente con la transición “ordenada y de cuentas claras” que está armando Guerra con Juan Navarro, el intendente electo en las últimas elecciones, que deberá asumir en diciembre y pagar los sueldos. Navarro se juega, al igual que Guerra, a sostener el vaciamiento municipal sobre la base de un ataque feroz al valor de los salarios, por eso mantiene silencio ante semejante huelga.

El vaciamiento municipal es tan agudo que ni siquiera se garantizan los servicios más básicos como limpieza y recolección de residuos. Es la base fundamental para sostener salarios de indigencia que los obreros se empeñan por derrotar. El empobrecimiento cada vez mayor de los ingresos obreros forma parte de la política que aplica el gobierno nacional y en la provincia Sáenz, a cuenta y orden del FMI, que reclama para Argentina una destrucción todavía mayor de los ingresos obreros, para favorecer una ganancia todavía más extraordinaria para los capitalistas. Es la agenda electoral y de gobierno de los Massa, Bullrich y Milei.

La devaluación compulsiva del peso y la tendencia hiperinflacionaria,que escaló solo en agosto al 12,5 %, beneficia a los grupos inmobiliarios, que especulan con el valor de la tierra y la necesidad de las familias obreras; garantiza un negocio extraordinario para los sojeros y cañeros que en el municipio no pagan un peso por explotar sus tierras y la fuerza de trabajo con jornadas de hasta 12 horas por 2000 pesos.

La rebelión de los municipales contra la paritaria miserable y devaluada de Sáenz adquiere un interés general para los trabajadores en toda la provincia. Su triunfo representará un paso adelante en la lucha para quebrar los salarios de pobreza y, apoyados en ese progreso, para imponer lo que realmente necesita la clase obrera y no aquello que el gobierno esté dispuesto a otorgar.

¿Cómo seguir?

La rebelión de los municipales de Colonia Santa Rosa expresa la reserva de lucha de un sector de la clase obrera que tiene el desafío de ganar en su apoyo al conjunto de los trabajadores, empezando por los municipales del departamento de Orán. Los autoconvocados de la educación y la salud, que abrieron un curso en el periodo anterior enfrentando los salarios de miseria bajo la consigna de un salario inicial básico equivalente a la canasta familiar, indexado por inflación, hoy tienen esta causa común los municipales. La coordinación de las luchas en desarrollo y las que están por venir, en un gran congreso de obreros estatales en la provincia, sienta las bases para la defensa del salario y del derecho al trabajo y abre paso a una acción ofensiva en el campo de los trabajadores contra el régimen político en bancarrota.

LEER MÁS:

Declaración provincial de Política Obrera Salta Publicada en la página de Facebook de Política Obrera de la Prov de Salta, 13/09/2023.

Sáenz, Massa y la ´unidad nacional´ contra los trabajadores Por Violeta Gil, 29/08/2023.

Suscribite a Política Obrera