Huelgas docentes en EEUU

Escribe Alejandro Barton

Tiempo de lectura: 3 minutos

Durante el mes de octubre, se viene desarrollando en EE.UU. un proceso de huelgas docentes en distintos Estados. Las Vegas, Nueva York, Fresno (tercer distrito del estado de California), San Francisco, Portland (la mayor ciudad de Oregon), San Antonio (Texas) son testigos de un conjunto de huelgas que, si bien se desarrollan en forma distrital, tienen un alcance nacional. Los motivos principales reclamos son salario y mejores condiciones de trabajo y de estudio (una mejor proporción de estudiantes por aula y mejoras en infraestructura). El deterioro en la situación tiene como principal causa, la reducción de los fondos que el Estado Federal destina a la educación pública de los estados.

Como en EE.UU., los fondos federales que recibe cada estado dependen de la matrícula que estos deben cubrir, la reducción de esta ha implicado una caída en su presupuesto, lo que ha conducido en algunos estados al cierre de escuelas. Así, en distritos como San Antonio (Texas), familias y docentes ocuparon una reunión de Junta Escolar, rechazando la decisión de cerrar 19 escuelas primarias, casi el 20 % de las escuelas del distrito, por disminución de la matrícula y un déficit presupuestario de $300 millones.

Este proceso huelguístico ha sumado, además a otros trabajadores, como choferes de micros escolares (en la Ciudad de New York han parado por cuatro semanas).

Las luchas de los docentes de escuelas educación se extiende a la universidad pública, si bien en EE.UU. no es la predominante: 10.000 docentes, becarios y graduados luchan contra los despidos de docentes debidos al fin de sus contratos de trabajo y por aumentos en los salarios de los becarios, entre otros reclamos.

Ajuste educativo de republicanos y demócratas

En la negociación por el presupuesto federal 2024, los republicanos exigen recortar hasta el 80 % de la financiación del programa “Título” I (programa de asistencia a los distritos escolares de menores recursos). En cambio, han acordado en que todo fondo de ayuda de COVID no gastados por los distritos escolares será rescindido al gobierno federal, como parte de los $30 mil millones en fondos totales.

El presupuesto de guerra de 1 billón de dólares y la asignación de otros 375 mil millones de dólares para armar a Ucrania, es una aspiradora de recursos. Dado el impacto de la inflación, se estima que este cuadro significará un recorte de miles de millones de dólares para los distritos escolares que ya presentan problemas de liquidez.

Perspectivas

Las huelgas desarrolladas en los distintos distritos de EE.UU. de este último tiempo recogen la experiencia de las olas de huelgas de 2018 y 2019 durante el gobierno de Trump. El aumento de las escuelas charter, el cierre de escuelas públicas y la caída del salario real fueron (junto al rechazo a la presencialidad en pandemia) los factores que motivaron esas huelgas y continúan durante la era Biden. Aquel proceso, como las huelgas actuales, se desarrollaron en forma independiente a los sindicatos docentes de los distintos distritos y estados. Esta observación es aún más notable si tenemos en cuenta que las huelgas en el sector público son ilegales en la mayoría de los estados (salvo California o Illinois). En gran parte, estas son desarrolladas por los trabajadores sin la autorización de los sindicatos locales

El carácter nacional (aunque disperso) de estas huelgas, plantea en los hechos la necesidad de una huelga general. Las dos federaciones sindicales docentes, la AFT (American Federation of Teachers) y la National Education Association (NEA), alineadas políticamente al Partido Demócrata son absolutamente hostiles a su preparación.

LEER MÁS:

Estados Unidos: un fin de año de huelgas Por Matias Melta, 16/12/2022.

Ola de huelgas en Estados Unidos Por Matias Melta, 21/04/2022.

Estados Unidos: sindicalización, Biden y burocracia sindical Por Matias Melta, 06/03/2022.

Por qué el fracaso de Joe Biden crea una crisis política enorme Publicado en Perfil.com, 04-11-2020. Por Jorge Altamira, 05/11/2020.

Suscribite a Política Obrera