Elecciones de delgados en AGMER: motoricemos la lucha por nuestros reclamos

Escribe Tendencia Docente Clasista (Entre Ríos)

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 1, 2 y 3 de noviembre tendrán lugar las elecciones de delegados por escuelas en el principal sindicato docente de Entre Ríos, AGMER. Los mandatos serán por dos años.

Las elecciones se dan en un contexto de profundo deterioro de nuestras condiciones laborales, del cual la conducción del sindicato es responsable. Su complicidad con el gobierno de Bordet la ha llevado a un enorme desprestigio frente a la base docente y como respuesta a ello se ha puesto en pie una autoconvocatoria en defensa del salario en la provincia.

La clásica respuesta de las burocracias frente a las autoconvocatorias ha sido tildarlas de estar ´en contra del sindicato´. De ese modo justifican ignorar sus genuinos reclamos. Pero los docentes que se movilizan no son "anti-sindicales", todo lo contrario: al tomar la lucha en sus propias manos, defienden las mejores tradiciones de la clase trabajadora frente a la entrega de la burocracia sindical. Se trata de una actitud antiburocrática. Antisindicales son los candidatos patronales que, en estas elecciones, desde Massa hasta Milei, han competido por ver quién atacaba más el derecho a huelga de los docentes.

El gremio somos todos los trabajadores, afiliados y no afiliados. Estamos a favor de la afiliación voluntaria y en contra de los descuentos compulsivos por parte de la conducción. La recuperación del sindicato de las manos de la burocracia sólo será el resultado de un enorme proceso de lucha de las bases, empezando por la lucha por el salario.

En la perspectiva de construir un movimiento de delegados clasistas, que defiendan las conquistas históricas de la clase trabajadora, llamamos a los luchadores que se han sumado a la autoconvocatoria, y a quienes no se han sumado aún, pero ven la necesidad de poner en pie la lucha por nuestros reclamos, a candidatearse como delegados en sus escuelas. Y más allá de las elecciones formales del gremio, también llamamos al movimiento autoconvocado a votar sus propios delegados por escuela, para formar un cuerpo de delegados luchadores autoconvocados, que permita la mejor organización del movimiento en toda la provincia.

El rol de un delegado clasista no es el que plantea la burocracia de AGMER, que los piensa como mera correa de transmisión de la conducción. Un delegado debe ser un organizador de la lucha en su lugar de trabajo. En la etapa de ataque sin precedentes al salario y las condiciones de trabajo que vivimos, un delegado debe ser fermento de los procesos huelguísticos. Debe organizar asambleas, fomentar la toma de resoluciones, agilizar la coordinación con otras escuelas y otras asambleas y propiciar la conformación de plenarios de delegados combativos para desarrollar la lucha.

Que estas elecciones de delegados no pasen inadvertidas. Vamos a la lucha.

LEER MÁS:

Autoconvocatoria docente se abre paso en Entre Ríos Por Pablo Vallejo y Brian Murphy, 17/10/2023.

Suscribite a Política Obrera