Ante la política de arancelamiento y privatización de Milei, oponemos la lucha y la organización

Escriben Silvia Allocati, Lucas García y Leo Torres

Tiempo de lectura: 3 minutos

El sistema de salud, en cualquiera de sus tres variantes, llegó a las elecciones en una situación terminal.

En el sistema público, el desfinanciamiento del 1 % por año desde hace 20 ha deteriorado el sistema hospitalario, vaciado servicios, obligado a la migración de profesionales a la práctica privada y al pluriempleo. Una enfermera universitaria, aún con los ajustes paritarios, bordea hoy el indicador de pobreza. Un médico de prepaga, que cobra en promedio 2.000 pesos la consulta, las cobra a 60 o 90 días de realizadas, consumidas por la inflación. Las obras sociales y empresas de medicina prepaga ofrecen cada vez menos prestadores por los magros honorarios que les pagan.

Según datos oficiales, cada vez más gente sólo tiene cobertura pública. En 2015, eran 520.000 personas en esta situación en la Ciudad. Hoy son 700.000, un aumento de casi el 35v%. Como ejemplo del impacto de la crisis en la atención de la salud, se puede mencionar que en los CeSAC porteños la demanda se triplicó en el último año.

Pero, además, el 15 % de los pacientes va a atenderse en el sistema público aunque cuente con obra social para eludir los copagos y la demora de meses en conseguir turno.

Qué propone Milei

Aunque el 72 % del gasto en salud no es financiado por el Estado, sino por los propios beneficiarios (LN 3/10), el presidente electo blande no solo la desjerarquización del Ministerio de Salud, sino un recorte más agudo de los aportes del Estado y el arancelamiento de las prestaciones.

La situación sanitaria se tornará cada día más crítica, al vaciamiento presupuestario de las últimas décadas ahora se suma la política de salud que intenta imponer Milei.

El libertario y su programa proponen, como en otras áreas clave (educación y vivienda), el financiamiento de la demanda y no de la oferta. Esto implicaría que los hospitales dejen de recibir un presupuesto directamente de parte del Estado, para hacerlo por medio de los vouchers que se les provea a los usuarios. Se trata de una vía que no sólo no propone sumar un sólo peso a un presupuesto en retroceso, sino que omite la existencia de cualquier convenio colectivo de trabajo y de estabilidad laboral tanto para los trabajadores de la salud como para la educación. Una reforma de estas características donde se prioriza el lucro implica enterrar definitivamente el sistema de salud pública.

Se trata de una política que acompaña la reorientación del escaso presupuesto al sector privado, sean prepagas u obras sociales manejadas por las burocracias sindicales.

La degradación del Ministerio de Salud y su fusión con otros en un Ministerio de Capital Humano es una reestructuración que carece de toda precisión. Amerita este punto una deliberación de los trabajadores de los diferentes Programas y Secretarías que se dedican al abordaje de problemáticas complejas, a la promoción de la salud y a la formación de equipos en todo el país, para visibilizar qué implica en la realidad esta reforma.

Qué hacemos

Sobre estas ruinas encontró Milei su punto de apoyo para construir su ascenso electoral y su llegada a la presidencia. El planteo del gran capital, las farmacéuticas y monopolios de la salud privada constituye una reforma estructural que significará una mayor y brutal transferencia de recursos de los trabajadores hacia estas empresas, con la mira puesta a término en la privatización definitiva.

¿Cómo lo enfrentamos? Las y los trabajadores de salud tenemos una larga tradición de lucha que se expresó con toda su fuerza durante la pandemia. Los planes privatizadores y el desmembramiento del sistema sanitario no pasarán. Vamos por asambleas de base en todos los lugares de trabajo, que discutan esta perspectiva y organicen un plan de lucha en defensa del sistema de salud pública y de los derechos de sus trabajadores.

LEER MÁS:

Luchemos por una salida obrera a la crisis terminal del sistema de salud Por una huelga general autoconvocada en defensa del salario y del derecho a la salud. Plenario de trabajadores de la salud convocado por Política Obrera, 16/09/23. Publicado en políticaobrera.con el 30/09/2023.

Suscribite a Política Obrera