El lockout de la patronal del transporte

Escribe Pablo Busch

Tiempo de lectura: 2 minutos

Cinco cámaras patronales del transporte de la provincia de Buenos Aires anunciaron una reducción de los servicios de colectivos ante el no pago de más 9 mil millones de pesos en subsidios adeudados desde octubre. Según el comunicado, las empresas agotaron su capacidad financiera, por lo que anuncian que la medida se agravará a lo largo de la semana.

Reclamo a dos bandas

Políticamente, la medida apunta a marcarle la cancha al nuevo gobierno. Reclaman un nuevo precio del boleto -congelado desde agosto por decisión de Massa.

El precio de los pasajes de transporte fue el centro de una polémica durante la campaña presidencial, cuando desde el oficialismo se anunciaba que, si se aplicaba la quita de subsidios planteada por Milei, el boleto de colectivo pasaría de $56 a $700, y de $50 a $1.100 en el caso del tren.

Según expuso el nuevo mandatario, el incremento [de los precios de los boletos] será en función a la recuperación de los salarios en términos reales, con la finalidad de que no se vea perjudicado el poder de compra de los trabajadores. Milei señaló que el ajuste será gradual, porque la Corte Suprema tampoco permitirá que suceda de otra manera” (cronista.com, 23/11).

Con los subsidios en el transporte, instaurados en 2003, las patronales de la industria y el comercio se ahorraron de pagar, en los salarios, el costo real del transporte de los trabajadores. Las patronales del transporte también pagan salarios a la baja.

La intervención del Estado ha convertido a la patronales del transporte en una “burguesía planera”, con una disminución de la inversión y mantenimiento de las unidades, y en algunas líneas con un deterioro terminal del servicio.

LEER MÁS:

Detrás del paro de la UTA Por Pablo Busch, 07/07/2023.

Huelga de colectivos: la cuestión del salario, en el centro de la crisis política y social Por Marcelo Ramal, 07/07/2023.

Lockout en el transporte Por Pablo Busch, 23/08/2022.

Suscribite a Política Obrera