Paritaria docente en Santa Fe: los gremios van al pie del gobierno

Escribe Germán Lavini

Tiempo de lectura: 2 minutos

A instancias de una tempranera convocatoria del gobierno provincial, el jueves 4 de enero tuvo lugar la primera cita paritaria del año. Los representantes de los gremios docentes AMSAFE, SADOP, AMET y UDA se presentaron sin mandato alguno. El gobernador Pullaro había manifestado que la intención de la temprana convocatoria pretende alcanzar un acuerdo que permita comenzar las clases el 26 de febrero y garantizar 192 días de clase en el año. Los voceros gremiales presentaron una agenda de temas al gobierno y se constituyeron comisiones sobre lo salarial y condiciones laborales.

Los representantes del ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Báscolo y de Educación, José Goity, colocaron el eje de discusión en el “ausentismo docente”. "Pagar un 30% de más de la masa salarial en reemplazos es insostenible económicamente", expresó el funcionario. Una formulación tramposa: Goity apunta a la implantación del presentismo, ya planteado en la campaña electoral por el actual gobierno.

Los sindicatos, por su parte, no hicieron público ningún planteo de recomposición salarial de emergencia, como ameritaría la estampida superinflacionaria. Sólo adelantaron que su postura apunta a un acuerdo de aumentos mensuales acordes a la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC. Desde el gobierno provincial sostienen que, además del aumento de precios, se deben considerar las finanzas públicas, una cita que reversiona el cínico postulado mileísta del “no hay plata”.

Los sindicalistas pidieron que se cumpla con la cláusula de actualización estipulada para diciembre, por el acuerdo de la paritaria 2023, aunque tampoco precisaron un porcentaje común: Bayugar, de SADOP, planteó en nota radial que esta debería rondar el 80%, mientras que Alonso -de AMSAFE- se refirió a un posible 50%. La docencia ha perdido durante todos los meses del año pasado respecto a la inflación con el mecanismo confiscatorio de los acuerdos en cuotas. Hasta el momento la docencia provincial ha percibido 131% de aumento, mentiroso, cuando la inflación del año cerraría en torno al 220%.

Las conducciones gremiales han acudido al pie del gobierno, manteniendo silencio sobre el brutal ataque que el gobierno nacional de Milei –al que Pullaro ha apoyado electoralmente. La adhesión de CTERA, CTA y AMSAFE al paro de la CGT del 24 no tiene perspectivas.

La oposición nucleada en torno a la CD de AMSAFE Rosario, por su parte, ha profundizado su subordinación a la política de colaboración de las CTAs, reincidiendo en solicitar a la conducción entreguista Celeste la “mayor unidad en este momento” y el reclamo impotente de que se llame a Asamblea Provincial, “dejando en un segundo plano disputar internas menores”. Es necesario abrir un camino de deliberación y preparar la huelga general para tirar abajo el ataque a los trabajadores y defender el salario.

Por aumento general de salarios y jubilaciones del 100%, indexación automática inmediata. Cumplimiento inmediato de la actualización de diciembre del 89% de una vez, sobre el último salario y el proporcional correspondiente al aguinaldo. Defensa de la educación pública, las condiciones de trabajo y las jubilaciones. Por el desarrollo de asambleas, autoconvocatorias y coordinadoras de lucha.

LEER MÁS:

Maximiliano Pullaro inaugura mandato con un desafío a la docencia Por Agustín Fernández, 10/12/2023.

Suscribite a Política Obrera