El paro de la Fraternidad

Escribe Pablo Busch

Desobedezcamos una “conciliación obligatoria”

Tiempo de lectura: 1 minuto

La Fraternidad anunció un paro de 24 horas para mañana miércoles 21 de febrero.

La medida responde al fracaso de las negociaciones paritarias. El paro afectará a todas las líneas férreas del país.

Maturano aseguró en una entrevista en Crónica que el gobierno nacional le adeuda a los maquinistas un 55% de aumento y denunció que desde diciembre no hay negociación salarial. “Cuando fuimos a la primera reunión, son verseros con que no hay plata. Aumentó el costo de vida, mataron el bolsillo y fuimos a reclamar lo que nos corresponde. Hace años que corremos detrás de la inflación. Queremos lo que nos deben, nada más”. En los hechos, el gobierno de Milei todavía no ha designado a sus funcionarios al frente de los ferrocarriles. Los trabajadores comunicaban que el funcionamiento de por sí ya está comprometido, porque no hay recursos autorizados ni para sostener los baños de las estaciones.

La Unión Ferroviaria, por su parte, no ha dicho nada respecto del paro fraternal. Sin embargo, los salarios de los trabajadores ferroviarios vienen perdiendo por goleada frente a la inflación: la UF firmó por 9% de aumento en diciembre y 16% en febrero. La conducción de Verde del pedracista Sergio Sasia mantiene un silencio cómplice con el gobierno.

Los trabajadores del transporte tienen amplias razones para sumarse a la huelga.

Suscribite a Política Obrera