SUTEBA Merlo: la Celeste denuncia el ajuste de Milei, pero vota el de Kicillof

Escribe Julio Gudiño

Tiempo de lectura: 3 minutos

La característica singular de las asambleas convocadas por la Celeste a último momento para aprobar o rechazar la propuesta paritaria de Kicillof consistió en que, por un lado, criticó furibundamente el ajuste de Milei a la educación pública y, por el otro, defendió a capa y espada la propuesta de ajuste del gobernador bonaerense.

En su informe inicial, la secretaria general del SUTEBA Merlo detalló el brutal ajuste de Milei a todo el sistema educativo nacional y cómo éste afecta, según de qué provincia se trate, a los trabajadores, estudiantes y sus familias. Sostuvo que la eliminación de las transferencias federales y de la paritaria nacional son la causa fundamental de los magros salarios, obviando que el salario docente viene cayendo desde hace una década al punto que la mayoría es obligada a trabajar dos y hasta tres cargos para superar la línea de pobreza. A partir de aquí, la dirección kirchnerista del SUTEBA maniobró para presentar a la propuesta paritaria de Kicillof como la cara opuesta del ajuste de Milei. Finalmente, repitieron una y otra vez que la propuesta salarial del gobernador representa un “aumento (sic) de salario”. Presentaron la propuesta del siguiente modo: Milei recorta salarios y Kicillof ofrece aumentarlos en un 20 %. Ocultaron que ese 20 % se aplica sobre una parte del salario del bolsillo (la que paga la provincia) y sobre el salario percibido en diciembre de 2023, antes de las megainflaciones de enero-febrero. En concreto, un cargo de maestra de grado sin antigüedad pasaría de 325 mil pesos en febrero a 355 mil en marzo. Ese aumento de 30 mil pesos representa un 9.3 % del salario de bolsillo respecto a febrero, porque el gobernador no compensará el recorte de los fondos nacionales con presupuesto propio -como acaba de anunciar el gobernador cambiemista de Chubut (Ambito.com, 19/02)-.

Los militantes de Política Obrera señalamos que la propuesta salarial de la Celeste implica una rebaja monumental del salario real, porque el 9 % de aumento está muy lejos del 70 % de inflación prevista para el primer trimestre del 2024. También denunciamos que votar la propuesta de Kicillof-Baradel coloca al docente bonaerense con ¡doble cargo! debajo de la línea de pobreza. En otra intervención, denunciamos la crisis y el vaciamiento de la obra social IOMA y señalamos que la política de imponer copagos indexados por inflación, por parte de Kicillof-Giles, abre las puertas a la liquidación final de la obra social y al ingreso de la medicina privada.

Nuestra contrapropuesta al pliego de la Celeste consistió en : aumento de 100 % del salario; todo al básico; indexación mensual; triplicación del presupuesto para infraestructura y los comedores escolares; rechazar los copagos y los aranceles para los afiliados de IOMA y por una cobertura sin restricciones y por un IOMA 100 % gestionado por los trabajadores activos y pasivos.

Otro sector de la Multicolor agrupado en el FITU -el PTS- llamó a la Celeste a votar un “Plan de lucha” contra el ajuste de Mieli.

La Celeste propuso una moción en paquete, consistente en rechazar el ajuste de Milei pero aprobar el de Kicillof. El PTS, con el apoyo del PO, insistió hasta el hartazgo a la dirección Celeste para que dividan la votación: por un lado, el rechazo al ajuste de Milei y a favor del paro aislado del 26/F y, por otro lado, la propuesta salarial de Kicillof. Una tentativa de rescate de la Celeste, la cual mantuvo su moción: aprobar o rechazar su propuesta en bloque.

La Tendencia Docente Clasista propuso, en unidad con un conjunto de activistas, rechazar en bloque la propuesta de la burocracia e impulsar el NO inicio con un paro de 24 hs. de advertencia, en el camino de la huelga general por todas las reivindicaciones planteadas. Finalmente, el FITU presentó una propuesta propia consistente en rechazar la propuesta salarial de Kicillof y reclamar a la CTERA “que se ponga a la cabeza de la lucha y convoque a un paro y movilización”, por las reivindicaciones contenidas en la propuesta que hizo votar la Celeste. La moción de la Celeste obtuvo 96 votos, la de las corrientes del FITU obtuvo 15 votos; nuestra moción, en favor del paro de 24 horas de advertencia en la perspectiva de la huelga general, 10 votos.

Suscribite a Política Obrera