Tiempo de lectura: 2 minutos

Mientras otros gremios acuerdan salarios iniciales que ya superan los $800.000, la rama 17 (metalúrgica) continúa con un IMGR (piso salarial) que no llega a $400.000. Si tomamos los valores hora de los salarios de convenio con adicionales, prácticamente todas las categorías se ubican en niveles de pobreza. Si bien se había conseguido que, de octubre a enero, los salarios fueran ajustados por inflación, los mismos se ajustaron a mes vencido, lo que llevó a que siguieran hundiéndose, pero además las cámaras empresarias en febrero no quieren aplicar el 20,6 % correspondiente a la inflación de enero. Ante esto, la UOM está pidiendo un 35 % de incremento para recuperar al menos parte de lo perdido. El acuerdo está muy lejos por ahora. Por otro lado, el 35 % reclamado por la UOM todavía está lejos de lo que necesitan los metalúrgicos para sostener a sus familias.

En rama 21 (siderúrgicos) los trabajadores continuamos con los mismos salarios desde noviembre. Las patronales han generado anticipos unilaterales para descomprimir la presión generada por el aumento del costo de vida. Anticiparon también su pretensión de establecer el próximo aumento paritario en un valor inferior al promedio de la inflación que arrojó el INDEC en los últimos meses. El viernes habrá una reunión con las cámaras patronales y, de no haber acuerdo, la próxima semana quedaría agotada la conciliación obligatoria dictada por la secretaria de trabajo. La UOM mantiene en suspenso desde entonces el paro que anunció el pasado 31 de enero.

Sumado a los magros salarios, comenzaron los achiques en más fábricas: suspensión de turnos de trabajo, bajas de contratos a plazo fijo, retiros voluntarios, despidos, acuerdos de suspensiones.

Los cambios sólo se pueden conseguir si se lucha por ellos. Desde abajo en cada lugar de trabajo organizándonos en asambleas y definiendo las acciones a tomar. Si los dirigentes solo siguen garantizando achique y salarios de pobreza, tenemos que superarlos con asambleas, movilizaciones y acciones autoconvocadas, reclamando la defensa de los puestos de trabajo y que la categoría ingresante cubra el costo de la canasta familiar y sea la base de cálculo para el resto de las categorías.

LEER MÁS:

Siderurgia: cómo enfrentamos las suspensiones y despidos Por el reparto de las horas de trabajo sin afectar los salarios, 29/01/2024.

Las paritarias bajo el gobierno de Milei La CGT acompaña el desacople de los salarios de la inflación. Por Pablo Busch, 14/01/2024.

Suscribite a Política Obrera