Desguace en la TV Pública

Escribe Luciana Diaz

Tiempo de lectura: 2 minutos

El próximo 27 de marzo dejará sus funciones el director de la TV Pública, Juan Parodi, tras apenas un mes y pico de gestión. Parodi renuncia, dice, porque fue rechazado su proyecto de reestructuración del canal, el cual requería financiamiento, pero se va habiendo cumplido con el objetivo principal de barrer con toda la programación en vivo.

A partir del 31 de marzo todas las producciones serán reemplazadas por enlatados ya emitidos, incluso "Cocineros argentinos", el de mayor ranking del canal y con financiamiento propio, lo que deja en evidencia que la medida no responde al "no hay plata", sino a la determinación de dejar caer al canal para luego "justificar" la privatización.

Sólo se emitirán dos noticieros diarios, de lunes a viernes, y hay rumores sobre la decisión del gobierno de dejar la pantalla en negro durante horas, medida que ya se había barajado para el primero de marzo, pero que no se implementó hasta ahora.

Desde el gobierno les plantearon a los sindicatos que esta situación se va a mantener por un mes, mientras reestructuran el canal, pero dadas las intenciones manifiestas de Milei, todo apunta a un vaciamiento y cierre, como sucedió con Télam.

Para fin de mes ya están anunciados los despidos de aproximadamente 100 trabajadores que se encuentran fuera de convenio, más seis contratados que estaban a punto de pasar a planta.

El nuevo responsable interino, Eduardo González, tiene el objetivo de lograr retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas para seguir con el achique de personal de planta, afiliado en mayor parte a SATSAID (Sindicato de televisión) y, en menor medida, a SiPreBa (prensa) y APJ (personal jerárquico).

Ya fueron levantados los noticieros de este fin de semana, a fin de evitar que la TV Pública transmitiera la movilización masiva del 24 de Marzo.

En este sentido, la asamblea de trabajadores de Sipreba denunció la censura que ejerce en el canal la nueva gestión, como la prohibición de transmitir declaraciones de opositores, las movilizaciones piqueteras y por el 8 de Marzo, o hechos de relevancia nacional, como las inundaciones o el cierre de Télam. Como medida de lucha, este 24 los trabajadores del noticiero se sumaron a la transmisión emitida desde el acampe de Télam, que tiene a todos sus trabajadores dispensados e impedidos de ingresar en la agencia con vallado de por medio.

El desguace de los medios públicos se da en el marco de despidos en medios privados y de la parálisis de las paritarias de todo el sector (tv, radio y gráfica), debido a la negativa cerrada de las patronales a reconocer una mínima recomposición cuando los salarios no superan niveles de indigencia.

Las patronales no reclaman el reintegro de la pauta oficial, sino que la usan de excusa para hambrear a sus empleados y exigir una flexibilización laboral a pleno que pulverice los convenios.

Es necesario lograr una coordinadora que unifique la lucha por la defensa de los medios públicos y los puestos de trabajo, con la pelea por salarios que cubran la canasta familiar para todos los trabajadores de los medios públicos y privados.

LEER MÁS:

Vila, Manzano y Eurnekián echan a 29 trabajadores en América Los socios de Massa y de Milei. Por Luciana Diaz, 23/03/2024.

Posse se quedó con el negocio de la privatización de los medios públicos El desguace es un negocio inmobiliario de millones de dólares por los predios que tiene Canal 7 en Barrio Parque y Radio Nacional en todo el país. Por Olga Cristóbal, 05/02/2024.

Suscribite a Política Obrera