Damaris Norambuena, autoconvocada del Hospital Zonal de Bariloche: “Vemos un futuro de mucha lucha”

Escribe Corresponsal

Tiempo de lectura: 3 minutos

Damaris Norambuena es enfermera de Terapia Intensiva, una de las áreas más estresantes y exigentes del hospital de Bariloche. Política Obrera le realizó una entrevista sobre el conflicto que atraviesan.

¿Cómo se inició el conflicto en el hospital de Bariloche, que luego se extendió a toda la provincia de Río Negro?

El conflicto empieza hace un mes, aunque ya desde el año pasado empezamos con asambleas porque no percibimos aumento desde noviembre de 2023. Con la devaluación y la inflación que hubo en diciembre, enero y febrero nuestros sueldos se licuaron mucho más. Hoy todo el personal de salud tiene sueldos precarizados: un enfermero gana 350.000 pesos, un licenciado en Enfermería, 480.000, personal de servicios generales 300.000 y así. Entre 300.000 y seiscientos mil los que más ganan. La canasta norpatagónica es de 980.000 pesos. Así que estamos muy muy por debajo de esa canasta.

Las movilizaciones y los paros se desarrollan desde hace un mes y se profundizan al no tener respuesta del gobierno. Intentamos expresar nuestros reclamos a través de petitorios al intendente, al gobernador y no tuvimos respuesta. La semana que viene hay paritarias, pero la realidad es que las últimas dos que hubo cerraban en 500.000 pesos, en algunos casos 600.000, pero seguimos muy por debajo de la canasta norpatagónica.

¿Cómo impactaron en el hospital las declaraciones del gobernador Weretilnek, cuando invitó a los trabajadores a aceptar ofertas de trabajo en el ámbito privado y tercerizar Emergencias y Cirugía?

Muy lejos de generar alguna medida conciliatoria con el personal de salud, al contrario. lo que nosotros leemos es un vaciamiento de la salud pública porque no hubo ninguna oferta hasta ahora y lo que está atentando es contra la salud pública.

¿Qué perspectivas ves del conflicto? ¿Seguirán reclamando el salario igual a la canasta norpatagónica?

Eso no se negocia. Lo que queremos para todo trabajador de la salud un piso que es 980.000 pesos. No vemos un futuro bueno. Vemos un futuro de mucha lucha. El panorama a nivel nacional y provincial es muy desalentador. Vamos a seguir luchando. Por eso llamamos a la comunidad a apoyarnos, porque la salud pública es de todos y quien debe garantizar el acceso y la cobertura son el Gobernador y la ministra de Salud.

El apoyo de la comunidad es muy manifiesto. El sábado pasado el abrazo fue multitudinario y hoy mismo se están reuniendo vecinos y vecinas en la puerta del hospital para ir a manifestar a la Fiesta del Chocolate. El apoyo de la comunidad lo sentimos y el abrazo del sábado pasado fue una caricia al alma y lo necesitábamos, porque justamente el día 20 Enfermería realizó una medida: no tomar las guardias, por lo que el Gobernador dijo que habíamos abandonado a los pacientes. Eso no fue así. La realidad es que creemos que es una manera de deslegitimar el reclamo de los enfermeros y enfermeras del hospital y en su momento nos defenderemos, porque tenemos las pruebas necesarias para demostrar que no hubo abandono, a pesar de esos desafortunados dichos -que lamentamos un montón porque queremos diálogo y el reconocimiento de un salario digno-. Pero también nosotros necesitamos vivir con dignidad.

LEER MÁS:

Bariloche: masivo abrazo al Hospital Zonal Por Elena Florín, 24/03/2024.

Rio Negro: provocaciones del gobernador contra la lucha de los trabajadores de la salud Por Elena Florín, 23/03/2024.

Bariloche: sigue el paro por tiempo indeterminado de la salud Los autoconvocados reunidos en asamblea rechazaron la propuesta salarial del gobierno. Por Elena Florín, 19/03/2024.

Suscribite a Política Obrera