Comenzó el despido de ferroviarios y el vaciamiento en Trenes Argentinos

Escribe Sebastián Chirino

Preparan la reprivatización.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Luego de semanas de rumores de despidos masivos en Trenes Argentinos este lunes comenzó el operativo tan anunciado, en el marco del ataque del gobierno nacional a los trabajadores de distintos organismos del Estado. En este caso también es el comienzo, por parte de este gobierno, de la liquidación de lo que quedaba del sistema ferroviario. Hasta el momento lo que se sabe es que son más de un centenar de trabajadores de ADIFSE, una de las empresas más chicas de Trenes Argentinos, que cuenta con unos 600 empleados y se ocupa de la planificación, ejecución y control de todas las obras de mantenimiento, mejoras y renovación de la infraestructura ferroviaria, es decir del funcionamiento general y de la seguridad. Según Página 12, las actividades de la empresa se encuentran paralizadas desde hace meses.

Los despidos siguen la metodología perversa de bloqueo de puertas y molinetes, y de sumar en las listas a todos los tipos de contratación. Los trabajadores se enteran de su despido al no poder ingresar a su puesto, y ni siquiera les permiten retirar sus pertenecías personales de sus lockers. Este mecanismo intenta infundir terror en los trabajadores del Estado en general, y de los ferroviarios en particular para generar una parálisis o atrasar la respuesta. La mayoría de los empleados de ADIFSE son profesionales y técnicos con años antigüedad, desde técnicos en seguridad e higiene hasta ingenieros ferroviarios. Gran parte de personal de esta empresa, y los despedidos, son trabajadores bajo convenio de la Unión Ferroviaria.

Hasta el momento los sindicatos con representación gremial en ADIFSE, la Unión Ferroviaria y APDFA se mantienen en una absoluta parálisis. La única respuesta que se conoce hasta el momento es un escueto comunicado en donde “repudian enérgicamente esta actitud” -los despidos- y donde se “declaran en estado de alerta y sesión permanente en todo el ámbito ferroviario”, lo que hasta el momento no ocurrió en ningún taller, línea, o dependencia ferroviaria. No se conoce información de ninguna asamblea en sesión, ni parcial ni permanente. La burocracia está borrada de los lugares de trabajo.

A más de 24 horas de los despidos en ADIFSE es necesario discutir una respuesta inmediata, con asambleas autoconvocadas en los lugares de trabajo, no solo por la reincorporación de los despedidos, sino para frenar los futuros despidos y la liquidación de Ferrocarriles Argentinos a manos de Milei y su banda de vaciadores. La burocracia empresarial de la UF, con su accionar cómplice esta incapacitada para encabezar cualquier respuesta. Lo verifica el hecho de que no hay en el horizonte inmediato ninguna medida más allá de las reuniones con los gerentes de la empresa, ejecutores de tercera línea de la masacre social que desarrolla el gobierno nacional, que solo cumple una función dilatoria.

LEER MÁS:

La triple M: quiénes están detrás del vaciamiento ferroviario Por M. Wilken, 23/02/2024.

Ferrocarril Belgrano Sur: el gobierno frena las obras Vaciamiento y privatización. Por Patricia Urones, 20/02/2024.

Suscribite a Política Obrera