Bariloche: denunciamos el tarifazo del transporte, apoyado por el partido de Milei

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 3 minutos

El 3 de abril se llevó a cabo la Audiencia pública que discutió la “revisión tarifaria” del transporte urbano. El boleto, que desde febrero costaba $320, pasará a costar $980, un 300 % más. Está previsto un descuento del 25 % para residentes, que en cualquier caso pagarían $735. La empresa -Mi Bus- había pedido que el pasaje se fuera a $1.304.

El intendente, que fue secretario general del gremio de Comercio hasta asumir en diciembre pasado, hizo saber que el 70 % de los gastos de la empresa los cubre el Estado.

En la Audiencia hubo cinco oradores que tomaron la palabra después del informe del gerente de Mi Bus, quien justificó el aumento por la inflación y la quita de subsidios nacionales. Completaron la lista la Defensora del Pueblo -que rechazó el aumento por “excesivo”-, dos miembros de la Multisectorial por el transporte público que también se opusieron, Política Obrera -que es parte de la Multisectorial- y un acólito del partido de Javier Milei.

En nuestra intervención, señalamos que “con salarios de 300, 400 o 500 mil pesos pagar 80 mil pesos en ir y volver del trabajo es inviable. Esta Audiencia es una formalidad porque lo que se diga acá no es vinculante. De todos modos, venimos a señalar que se le priva deliberadamente a la población de la información para poder esclarecer adónde fueron a parar los millonarios subsidios que recibió la empresa durante años. Lo único que sabemos de nuestro lado es que ese servicio es pésimo: frecuencias y recorridos que no se cumplen, unidades viejas y rotas”.

Además, vinculamos el tarifazo con la miseria social general y las luchas en la Bariloche: “Quieren aplicar un tarifazo en un cuadro agudo de crisis social, el 70 % de los trabajadores gana salarios por debajo de la línea de pobreza. En nuestra ciudad, están despidiendo trabajadores del Estado por todas partes: Parques Nacionales, Desarrollo Social, ANSES. Las paritarias están frenadas. Los trabajadores de Comercio no recibieron ningún aumento el último mes, a pesar de la escalada inflacionaria. Los acuerdos paritarios no son homologados por el Ministerio de Trabajo cuando superan una cifra que fijó el ministro de Economía”.

“Acá los gastronómicos instalaron la Carpa del Hambre durante la Fiesta del Chocolate, donde también se manifestaron los trabajadores del hospital que siguen con el paro por tiempo indeterminado. Entonces no solo venimos a rechazar este tarifazo del transporte, sino también a denunciar una situación social que es insostenible”.

“Por lo tanto, nos oponemos al aumento, reclamamos que se abran los libros de la empresa a la consideración de los trabajadores y la población en general. Venimos también a solidarizarnos con los trabajadores que están reclamando contra los despidos, las suspensiones y por el aumento de salarios. Tenemos que unir estas luchas en una gran acción de conjunto para hacer valer nuestras reivindicaciones”.

El partidario de Milei apoyó el aumento, aunque responsabilizó del mismo a “la falta de competencia”, por el hecho de que el transporte público es monopólico. Frente a ello, propuso que se dé vía libre a todo tipo de servicio, como remises, taxis, Uber o combis, muchos de los cuales ya existen, son más caros y su proliferación desatará un caos aún mayor en el ya convulsionado tránsito de la ciudad.

De las intervenciones posteriores de los asistentes hay que destacar las expresiones del secretario general de la UTA Bariloche, quien apoyó el tarifazo porque de él dependería el aumento de salarios a los trabajadores de la empresa. En vez de asociarse a los usuarios en el reclamo por abrir los libros de Mi Bus, la burocracia de UTA se asocia con la empresa y el Estado en el zarpazo a los usuarios.

Desde la Multisectorial también se planteó la apertura de los libros de la empresa. Se cuestionó que no haya información sobre el inmenso ingreso que tiene en la temporada alta, donde las unidades van repletas de turistas y residentes. También se propuso que los empresarios paguen los viáticos a sus trabajadores, con flotas propias o pagando los pasajes. Es un planteo que coloca en discusión la cuestión de quién paga el traslado de un trabajador a su lugar de trabajo. De todos modos, las flotas propias sólo abarcan a un puñado de empresas y centros turísticos y no resuelven la situación de los trabajadores de comercios, precarizados, cuentapropistas y tantos otros. En la ciudad turística más cara del país, un sistema único de transporte debería ser gratuito para sus trabajadores y costeado por el gran capital radicado en la región.

Más temprano que tarde, este megatarifazo sacudirá a toda la población laboriosa, pues plantea un inmediato aumento de salarios para todos los trabajadores de la ciudad. Hay que unir este planteo y la oposición al tarifazo, a los reclamos de los trabajadores del Hospital, los compañeros de comercio y del ANSES, entre otros movimientos de lucha que sacuden a Bariloche.

LEER MÁS:

Transporte en Bariloche: abajo el tarifazo permanente Por Elena Florín, 20/03/2024.

Suscribite a Política Obrera