El Sutna ante una lucha estratégica

Escribe Pablo Busch y Juan Ferro

Tiempo de lectura: 2 minutos

La empresa de Madanes Quintanilla, Fate, intenta aprovechar la pandemia para desconocer la dirección sindical y avanzar sobre las reivindicaciones de los trabajadores. Sin acuerdo ni acta alguna, en forma unilateral, descontó masivamente los salarios a su criterio, tratando de marcar la cancha contra el pago del 100% de las suspensiones y chantajeando con no comenzar la producción sino no se accede a las rebajas salariales de los suspendidos.

El Sutna ha comenzado un plan de acción para responder a esta provocación patronal, con los siempre difíciles recursos de desarrollar una lucha con la fábrica sin producir. Ha organizado una permanencia frente a la planta que comienza a visualizar el conflicto y a rodearlo de solidaridad de otras fábricas. El lunes se movilizará a las puertas del Ministerio de Trabajo en las difíciles condiciones de la cuarentena.

La dirección del Sutna enfrentará en el próximo periodo uno de los mayores desafíos desde que asumió la lista Negra. La salida “administrada” de la pandemia dará lugar a una fuerte recesión industrial donde una innumerable cantidad de grandes fábricas trabajarán con producciones muy por debajo de las que tenían al inicio de la misma. Estas patronales van a apelar a la aplicación de un sistema de suspensiones que se extenderán por un tiempo y que ya llega a comienzos de mayo a más de 1.200.000 trabajadores.

Frente a esta durísima batalla que se viene, la burocracia sindical de todo pelaje ha acordado descuentos de los salarios de las suspensiones que, en algunos casos, son brutales y que deben enfrentar en la inmensa mayoría de los casos delegados y comisiones internas contra la propia dirección de sus gremios nacionales. Es por eso de enorme importancia la batalla de la dirección del Sutna por defender el 100% del salario de las suspensiones, cuestión que se ha acordado (por lo menos en mayo) en Pirelli y Brigestone. Significa una primer importante conquista que sirve como una base firme para pelear ahora en la estratégica Fate.

La patronal de Fate, durante la negociación del preventivo de crisis, había obtenido del gobierno importantes exenciones impositivas que recién a raíz de la cuarentena, le están concediendo a las demás empresas del neumático. La patronal va el lunes al Ministerio de Trabajo con un doble juego: tratar de reducir salarios y exigirle más beneficios al gobierno, chantajeando con el parate definitivo de la producción.

Con un acertado criterio de clase, el Sutna ha estado apoyando otras duras luchas que se vienen librando en la zona como la de Bed Time, a la que brindó un fuerte apoyo. Segundo, ha capitalizado una enorme experiencia de la lucha que libraron en Fate contra el preventivo de crisis. Se ha unido a los trabajadores de esa gran barriada obrera que rodea a la fábrica y que tanto los apoyó en aquel conflicto. La realización de un locro para el barrio el 1° de Mayo contribuyó a esa unidad que ahora se verá reflejada en esta nueva lucha que tienen por delante.

Mientras se desarrolla el piquete del Sutna, los trabajadores de Mondelez Victoria bloqueaban los accesos de su planta contra las suspensiones y trabajadores de Ilva bloqueaban la calle principal del Parque Industrial de Pilar contra la reducción salarial.

Todo nuestro apoyo al piquete y a las movilizaciones del Sutna. Está en juego la defensa de un sindicato recuperado frente a la avaricia de las patronales.

Suscribite a Política Obrera