Hay que rodear de solidaridad la lucha de los trabajadores de Postres Balcarce

Escribe Fernanda Díaz

Tiempo de lectura: 2 minutos

El pasado sábado 9 de mayo tomó estado público la fuga del dueño de la tradicional empresa marplatense Postres Balcarce. Mario Zanabria dejó a 130 trabajadores en la calle y no les pagó los salarios correspondientes a marzo y abril.

Los más de 100 obreros y obreras, en su mayoría mujeres, vienen manifestándose desde entonces en la puerta de la fábrica, reclamando el pago de sus sueldos. Hasta ahora, no han obtenido ninguna respuesta por parte de la patronal ni ninguna acción por parte de los gremios.

Mientras las patronales intentan consumar la reforma laboral que no pudieron con Macri, y a pesar de las burocracias sindicales, los trabajadores desenvuelven luchas tenaces.

Tras aislar la lucha de los trabajadores de Postres Balcarce durante más de dos meses, y luego de producida la fuga del empresario, la CGT local y las conducciones de los sindicatos de Pasteleros y Comercio, han pedido al intendente Montenegro que los reciba para tomar cartas en el asunto porque “el dueño de la firma no aparece” (Anred).

El COVID-19 no sólo ha puesto de relieve la descomunal crisis económica mundial preexistente. La decisión oficial de “abrir la economía”, en pleno proceso de crecimiento de la pandemia, pondrá en evidencia el desarrollo de mayores choques entre los trabajadores -por la preservación de la salud, contra los despidos, suspensiones y rebajas salariales- de un lado, y las patronales, el gobierno y la burocracia del otro.

El Sindicato de Comercio (Cavallieri), la Cámara Argentina de Comercio, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y la Unión de Entidades Comerciales Argentinas acordaron una rebaja salarial del 25% para 800 mil trabajadores y trabajadoras; la entregada de la burocracia se manifiesta también, en la ciudad de Mar del Plata, en conflictos en el multimedios La Capital y en Textilana, donde sus trabajadores resisten la tentativa de imponer una reducción salarial de hasta un 50% mediante un acuerdo entre la Asociación Obrera Textil (AOT) y la cámara Empresarial (FITA).

Las burocracias sindicales han evolucionado en un grado cualitativamente superior de su perfidia; pero frente a esto, bajo la pandemia y en el marco del desplome económico, se abre paso una nueva vanguardia de luchadores. Los trabajadores de Postres Balcarce han afirmado, en su última movilización, que no descartan iniciar la toma de la fábrica. Para que triunfen es necesario rodear de solidaridad esta lucha y apoyar todos sus reclamos.

Por el pago inmediato de los salarios adeudados en forma completa.

Prohibición de despidos y suspensiones.

Ocupación de toda fábrica que cierre o despida.

Suscribite a Política Obrera