Los trabajadores de Farmacia nos organizamos

Escribe Claudia Jati

Tiempo de lectura: 3 minutos

Desde hace varias semanas, estamos impulsando la organización de los trabajadores del sector farmacéutico, oficinal como hospitalario. El domingo 17 de mayo realizamos la primera asamblea de Tribuna de Salud-Farmacia, con la participación de Julián Asiner, residente del Hospital Tornú.

Los trabajadores

A pesar de ser un rubro esencial y de que nunca cerró sus puertas, muchos trabajadores del sector recibieron su último pago de haberes con un descuento del 50 %, y la otra mitad les fue abonada por Anses, mediante los ATP. Otros recibieron su sueldo en cuotas o fueron obligados a firmar una licencia sin goce de sueldo (ficticia) y pasaron a cobrar en negro. En cuanto a las paritarias, en el sector de Sanidad están directamente frizadas porque, según la CGT, “no es momento” de pelear por paritarias en el contexto de la pandemia. Entre los trabajadores de farmacias oficinales, la burocracia sindical de Adef mantiene silencio.

A nivel hospitalario, muchos trabajadores están precarizados bajo el sistema de contratos, y los concurrentes de farmacia trabajan sin sueldo, sin obra social y sin ART. Muchos trabajadores pertenecientes a los grupos de riesgo o con menores a cargo, tienen dificultades para hacer respetar sus licencias durante la cuarentena.

En cuanto a las normas de bioseguridad, hay disparidad. En la mayoría de los lugares donde se consiguió que las empresas aporten elementos de protección personal a sus empleados, pero fue debido a la lucha y al reclamo de los trabajadores. Algunas farmacias, al día de la fecha solo cuentan como única protección con el barbijo obligatorio. Se planteó la necesidad de testear masivamente a todos los trabajadores de salud de forma prioritaria.

Debemos fomentar las organizaciones de los trabajadores, y la creación de coordinadoras de todo el sector de salud. Los ex trabajadores del laboratorio Roux Ocefa lograron, con tomas de la fábrica, el reconocimiento de la primera industria farmacéutica recuperada por sus trabajadores, a nivel mundial, bajo el nombre de Farmacoop. Esta fábrica recuperada se encargará de fabricar el primer kit rápido para la detección de antígeno de Covid-19. Apoyamos y nos solidarizamos con todos los despedidos de la industria farmacéutica de los últimos años, como en Novartis, Sanofi Aventis, Elea (con su revés judicial), Klonal, Craveri, etc.

Nos pronunciamos por el retiro inmediato de la sanción al camillero Daniel Iribarren del Hospital de Clínicas, represaliado por haber denunciado públicamente la falta de EPP, de personal e infraestructura del hospital.

Otro problema importante es que la enfermedad por Covid-19 es una enfermedad profesional no listada (así lo decretó el DNU presidencial) y eso podría traernos serias dificultades para que las ART la cubran a los trabajadores de farmacias oficinales. Debemos luchar para que sea incluida dentro de las enfermedades laborales listadas para nuestro sector.

Otra inquietud para los farmacéuticos que trabajan como directores técnicos en provincia de Bs As, es la ley de sociedad comandita simple (SCS). En provincia de Buenos Aires, el dueño de las farmacias privadas debe ser farmacéutico. Si un capitalista quiere abrir una farmacia particular, debe tomar como socio a un profesional, bajo la forma de SCS. Ese profesional es un empleado, pero legalmente es solidariamente responsable en caso de un juicio y debe responder con sus bienes personales, aunque de verdad solo sea un asalariado. Es hora ya de rever esta ley que ha perjudicado a tantos profesionales.

Es hora de actuar

La pandemia por un lado ha puesto de manifiesto un montón de irregularidades en el sector, pero también ha permitido que los trabajadores de salud estén en la vanguardia de las luchas del momento. No podemos quedar fuera de esta oportunidad, de empezar a agruparnos, debatir y organizarnos. Consideramos que debemos convocar a nuevas reuniones, asambleas, aprovechar al máximo la tecnología que nos permite desarrollar espacios de diálogo a distancia con compañeros de todo el país para luchar por nuestros derechos.

La organización de los trabajadores de farmacia es clave para neutralizar los ataques patronales, conseguir una verdadera representación de los trabajadores y recuperar nuestro sindicato para convertirlo en una poderosa herramienta de lucha por nuestros reclamos.

Suscribite a Política Obrera