Huelga general en Córdoba, CGT afuera el martes 26

Escribe Corresponsal

Tiempo de lectura: 3 minutos

Un conjunto de gremios provinciales protagonizará esta semana paros y movilizaciones.

Los docentes de UEPC pararán el martes 26 por 24 horas contra la reforma jubilatoria que acaba de aprobar la legislatura de Córdoba. La Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Agepj) también convoca a una huelga de 48 horas para el 26 y 27 de mayo. La UTA regional Córdoba, por su parte, convoca para el 26 al conjunto de los trabajadores del gremio a movilizarse en el marco de la huelga general por tiempo indeterminado que ya lleva más de dos semanas, por el pago de los salarios. El Sindicato Unión de Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) también está convocando para el 27 a una movilización.

La pandemia es utilizada por el ejecutivo provincial y municipal para lanzar un plan de guerra, en nombre de la caída de la recaudación y del déficit de la caja jubilatoria provincial. Está siendo utilizada para que los trabajadores y los jubilados resignemos una parte significativa de los salarios y haberes.

El quebranto provincial es responsabilidad exclusiva de la alianza política que gobierna Córdoba desde hace añares. En principio, el frente Schiaretti-Macri implicó un descomunal endeudamiento provincial que ahora el frente Schiaretti-Alberto-Cristina quiere hacernos pagar.

Si la caja jubilatoria presenta un enorme déficit es porque Llaryora y Schiaretti la han desfinanciado con la incorporación de sumas en negro en los salarios que deberían tributar al sistema. Si la recaudación provincial no alcanza a pagar los salarios, que un impuesto a las grandes riquezas permita obtener los fondos para los mismos.

Estos problemas interpelan al conjunto de los trabajadores y jubilados de la provincia.

La burocracia sindical

José Pihen -secretario general del Sindicato de Empleados Públicos y de la CGT Córdoba- declaró que “la idea es que todos los gremios vayamos juntos al planteo judicial, pero si eso no es posible, cada uno actuará por su lado” (La Voz 23/5). En el mismo diario, Juan Monserrat (Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba), dice que la posibilidad de acciones directas contra la reforma previsional aprobada el miércoles “es casi nula”, que el reclamo judicial “será cuesta arriba” y que la coordinación de acciones será “mínima”. Este planteo del secretario general de UEPC suena más un boicot al paro docente que un apresto a luchar.

La burocracia trata de atomizar las luchas, descomprimir la enorme bronca que recorre las bases de todos los gremios con medidas aisladas. Tenemos que unir por abajo lo que la burocracia quiere atomizar.

Ante un ataque de conjunto, es necesaria una respuesta de conjunto. Vamos a la movilización del martes convocada por la UTA, con los reclamos de cada gremio y en apoyo a los choferes. Convirtamos en activo el paro docente y de judiciales del martes concurriendo y convocando a los trabajadores municipales a sumarse. El conjunto de los trabajadores públicos debemos volcarnos a las calles -los recolectores de residuos, ya lo anunció el intendente Llaryora, serán los próximos a los cuales pretende imponerles una rebaja salarial. Los trabajadores de Luz y Fuerza también deben sumarse, aunque su sindicato no convoque a ninguna acción.

Los gobiernos provincial y municipal son responsables por los contagios, por falta de medidas de protección y por mantener desamparadas a poblaciones de riesgo en las barriadas obreras.

Nuestra Tendencia va a concurrir a la marcha con nuestros propios protocoles de cuidado, para impulsar un rumbo de acción de unidad y lucha, que ponga en el centro la defensa de la vida, del salario y de nuestras condiciones de trabajo. En la calle, los trabajadores debemos tejer la unidad que la burocracia sindical pretende bloquear. Debemos dar pasos concretos en la coordinación de nuestras luchas. Es el único camino que tenemos para triunfar. Las próximas paritarias y hasta el aguinaldo están cuestionados. Preparemos la huelga general para derrotar estos atropellos.

-Pago inmediato de los sueldos adeudados a los trabajadores del trasporte y judiciales.

-Estatización sin indemnización del sistema del transporte público, puesta en funcionamiento bajo el control de los trabajadores.

-Apertura de actos públicos. Incorporación de docentes y trabajadores de salud para cubrir cargos vacantes.

-Anulación de los descuentos a los trabajadores municipales.

-Coordinemos el conjunto de las luchas.

-Abajo la reforma jubilatoria. Plena vigencia del 82% móvil y control de la Caja Provincial de Jubilados con trabajadores y jubilados electos.

-Recomposición del salario al básico y reapertura de las paritarias.

Suscribite a Política Obrera