El Hospital Mercante y el rol de los “comités de crisis”

Escriben Silvia Mitchenko y Paola Trejo

Tiempo de lectura: 2 minutos

El jueves pasado se realizó una reunión del Comité de Crisis del Hospital Mercante. Este está integrado por los directivos y médicos jefes de sección, en ella fue invitada, por primera vez, esta comisión interna (ATE) y delegadas de CICOP. Decidimos ir después de mucha deliberación.

Ni bien empezó la reunión estallaron los griteríos y acusaciones contra el accionar de esta comisión interna. Intentamos tratar tres puntos que consideramos de urgencia para el interés colectivo de los trabajadores (testeos y aislamiento a toda la guardia de adultos, provisión de EPP de calidad, disminución de la circulación del personal), no pudimos porque fuimos interrumpidas en varias oportunidades, quisimos leer una nota, también fue imposible por el nivel de hostilidad de la reunión. Rápidamente nos dimos cuenta de que la intención de este Comité de Crisis era anular el acta conseguida por esta comisión interna, donde se fija la rotación del personal (ver OTRO IMPORTANTE TRIUNFO EN EL HOPITAL MERCANTE). Después de menos de una hora de acalorada discusión, decidimos retirarnos. Sin Embargo, defendimos el accionar de los trabajadores, el método de la asamblea, dijimos que desconocíamos esta instancia ya que nuestra junta interna voto una Comisión de Control integrada por los trabajadores de la salud encargada de administrar, supervisar y distribuir los insumos del hospital, acto seguido nos retiramos, denunciamos el rol nefasto de los Comités de Crisis.

Antes de irnos, dejamos bien en claro, nadie resolverá por nosotros, los trabajadores.

Tan pronto como comenzó la cuarentena empezaron a surgir todo tipo de protestas en los hospitales públicos. Falta de insumos, triage vacios, elementos de protección que no aparecían obligaron a los trabajadores de la salud a organizarse y hacer visible la protesta. Para evitar lo desbordes el Estado y las burocracias sindicales juegan su última carta: los Comités de Crisis.

El problema de estos comités es que están formados por los mismos funcionarios estatales que bloquean toda organización y lucha, allí los trabajadores (si es que forman parte) no tiene ni voz ni voto y están en completa minoría. Otro elemento es que solo tiene poder de decisión el sector médico, dejando a un lado el resto de los sectores que forman parte del equipo inter e intradisciplinario de salud (el modelo médico-hegemónico). Por este motivo los comités de crisis son un callejón sin salida.

Los trabajadores de la salud del hospital Mercante defendemos y reconocemos nuestra Comisión de control, ya que como dijimos antes, el control de nuestros espacios de trabajo es la madre de todas las batallas en este contexto. Los Comités de Crisis, por el contrario, actúan como corset, bloqueando la conciencia de los trabajadores a que tomen el problema es sus manos.

Suscribite a Política Obrera