“Cientos de miles ganan las calles en todo EE.UU.”

Escribe Norberto Malaj

Tiempo de lectura: 3 minutos

El sábado por la noche “cientos de miles de estadounidenses salieron a las calles, en grandes ciudades y pueblos pequeños, de costa a costa, marcando una de las movilizaciones más extensas hasta ahora en las protestas nacionales contra la violencia policial y el racismo sistémico provocado por el asesinato policial de George Floyd en Minneapolis” (The Guardian, 7/6).

En esta ciudad donde se produjo el asesinato “el concejo municipal votó el viernes prohibir a los oficiales el uso de estrangulamientos y aprietes al cuello, pero el alcalde Jacob Frey no se comprometió a eliminar a la policía. ´No apoyo la abolición total del departamento de policía´, dijo Frey a los manifestantes. Una movilización lo abucheó, cantando ´Vete a casa, Jacob, ve a casa´ y ´vergüenza´” (ídem).

“Las manifestaciones continuaron hasta la madrugada en Seattle, donde la policía arrojó granadas de aturdimiento para dispersar a los manifestantes e informó que varios agentes resultaron heridos con piedras, botellas y explosivos improvisados. Mientras tanto, miles se reunieron en el Central Park de Nueva York y cientos más se reunieron en Harlem” (ídem).

En Washington “más de 10.000 personas salieron a las calles, se reunieron cerca de Lafayette Square junto a la Casa Blanca, marcharon por el histórico Black Broadway de U Street y se unieron a los pies de Abraham Lincoln en su gigantesco monumento de mármol. Las palabras ´Black Lives Matter´ habían sido pintadas en letras amarillas brillantes a lo largo de una calle cerca de la Casa Blanca, donde solo unos días antes los manifestantes se dispersaron brutalmente con gas lacrimógeno … Cerca de allí, los manifestantes pintaron un mensaje adicional en las calles: ´Defund a la policía´” (ídem).

“En Filadelfia, que vio una de las mayores movilizaciones de manifestantes en la ciudad desde que comenzaron las protestas, los activistas exigieron que el alcalde recortara al menos el 10% del presupuesto del departamento de policía, que recibirá más dinero incluso cuando otros programas enfrentan recortes. La presentación se produjo cuando el principal editor del Philadelphia Inquirer renunció, luego de un alboroto por un titular que lamentaba los daños a la propiedad que decía: ´Los edificios también importan´. Los residentes locales también habían sido sacudidos por una muestra de un grupo armado de hombres en su mayoría blancos en el vecindario Fishtown de la ciudad el lunes. Entre los filadelfianos que se unieron el sábado se encontraban miembros del equipo de baloncesto 76ers” (ídem).

“En Louisville, una ciudad que está de luto por el asesinato policial de Breonna Taylor y David McAtee, el líder de los derechos civiles Jesse Jackson pidió a los legisladores que aprueben una ley contra el linchamiento y eliminen las protecciones para los agentes de la policía de los juicios. En el Simi Valley de California, donde cuatro policías blancos de Los Ángeles que golpearon brutalmente a Rodney King fueron absueltos en 1992, provocando disturbios, unas 2.000 personas marcharon al ayuntamiento, exigiendo el fin de la violencia policial. Miles de manifestantes inundaron el puente Golden Gate de San Francisco con el consentimiento de las autoridades. Los camiones de remolque detuvieron el tráfico de automóviles en ambas direcciones. En Denver, jugadores y entrenadores del equipo de fútbol de los Broncos se unieron a una marcha desde el capitolio estatal hasta el centro de Civic Center Park.´Tu voz es pesada, y es importante´, dijo el guardia de seguridad de quinto año Justin Simmons a la multitud. La NFL en 2016 despidió a Colin Kaepernick, el ex quarterback de los San Francisco 49ers, por liderar las protestas contra la brutalidad policial. Pero a medida que más jugadores hablaron después del asesinato de Floyd, el comisionado de la NFL emitió una disculpa” (ídem).

EE.UU. está protagonizando un gran despertar político. Comienza la hora también del movimiento obrero más poderoso del planeta. Tan importante como esto es la inmensa movilización de solidaridad internacional que ha recorrido las capitales del mundo entero.

Suscribite a Política Obrera