Luto y lucha: por qué los trabajadores de Salud mueren por Covid

Escribe Maxi S. Cortés

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores de la salud de la Ciudad de Buenos Aires han convocado a jornadas de lucha por el fallecimiento de dos enfermeros de los hospitales Rivadavia y Durand. En Chaco, se ha hecho lo propio por el deceso de un médico. En total, hasta ahora, suman quince los trabajadores de la salud que han perdido la vida. El malestar de los trabajadores se ha expresado no solo en Buenos Aires y Chaco. Mensajes de bronca y solidaridad han llegado de distintas provincias.

Luto y lucha en los hospitales

Distintas asociaciones gremiales, residentes y ATE se han sumado a la convocatoria de la interhospitalaria de enfermería para reclamar justicia por el compañero Julio Gutiérrez, enfermero del servicio de pediatría del hospital Durand, que fue licenciado tardíamente por las autoridades del hospital a pesar de formar parte del grupo de riesgo. Por su parte, los trabajadores de los Centros de Salud del hospital Santojanni se sumarán solidariamente a la jornada con acciones en sus lugares de trabajo. En la puerta del Durand, una trabajadora manifestó: “estamos a tiempo de parar eso, tenemos que coordinar entre los trabajadores de los distintos hospitales”.

La falta de insumos de bioseguridad y de licencias es la causante de la muerte del compañero José Aguirre, del hospital Rivadavia, también parte del grupo de riesgo. En asamblea y con un importante corte de calle, las y los trabajadores de enfermería se manifestaron. Una trabajadora expresó: “prefieren que se muera un enfermero antes de darnos un barbijo N95, ¡qué les pasa!”. “Los trabajadores tercerizados de limpieza andan mendigando un barbijo porque no les dan nada”. ATE anunció “quite de tareas para garantizar la rotación de los trabajadores”.

El gobierno es responsable

La negativa a las licencias es la regla en todos los hospitales y centros de salud. El Gobierno de la ciudad se niega rotundamente a contratar nuevo personal. En abril, ingresó una dotación de enfermeros, pero aún no han cobrado sus salarios. El 12 de junio Larreta emitió un decreto que obliga a los franqueros que cubren fines de semana y feriados a trabajar durante toda la semana, a requerimiento de las autoridades de cada hospital.

Esta política ha sido acompañada por una malversación de fondos para la compra de insumos de bioseguridad a sobreprecio y contratos jugosos con hoteles administrados por la familia de Rodríguez Larreta. El cinismo del gobierno ha llegado a la acusación a los trabajadores de robarse los insumos y exigir requisas a los trabajadores.

Los trabajadores han enfrentado todo esto en soledad, ante el silencio de ATE y Sutecba, mientras el porcentaje de contagiados llega al 19% del total del personal en algunos hospitales. Los trabajadores, tanto en públicos como en privados, denuncian que se están dejando de contabilizar en los Informes oficiales los trabajadores contagiados.

Una salida

Mientras se desarrollan estas acciones, otro compañero enfermero del hospital Moyano pelea por su vida en el sanatorio Mendez.

Es necesario que formemos una coordinadora única de CABA, que reúna a trabajadores de centros privados y público, para empalmar con las jornadas de lucha nacional que se vienen desarrollando desde las convocatorias de Cicop, Fesprosa, Residentes y Concurrentes y demás asociaciones.

Suscribite a Política Obrera