A tres años del hundimiento del pesquero “Repunte”

Escribe Lucas D.

A tres años del hundimiento del Repunte, el pesquero hundido frente a las costas de Rawson del cual, de sus 12 tripulantes, 7 resultaron desaparecidos, 3 fallecidos, 2 sobrevivientes, entrevistamos a Gabriela Sánchez, referente de los familiares.

Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Cómo pasaron este nuevo aniversario las familias del Repunte en medio de la cuarentena?

Nos agarró en este contexto complicado, de no poder salir a la calle y fue difícil porque nosotras consideramos que la visibilidad y la lucha que hemos hecho cada 17 en la calle nos ha dado una fuerza que considerábamos que no teníamos en el acto virtual. Luego, cuando lo pudimos hacer, lo favorable es que participaron un montón de familiares que están en el extranjero, que años anteriores no pudieron participar. Eso es lo positivo. El video llegó a más de 7.000 personas. Consideramos positivo el anuncio del ministro Meone, que la junta de seguridad en el transporte va a comenzar a investigar el hundimiento del Repunte.

¿Avanzó la causa? ¿El resarcimiento llegó a los familiares?

El año pasado los peritos presentaron el informe sobre las pericias que se hicieron en diciembre del 2018. Lo esperábamos porque las pericias habían sido incompletas. No pudieron filmar una parte del barco, los buzos estaban, pero como no habían llevado la cámara hiperbárica no pudieron descender. El informe fue como las pericias: muy básico. Nosotros en diciembre pedimos que el Juez les pidiera a los peritos que ampliaran algunas partes porque usaban pericias que había hecho Prefectura. Nosotros luchamos un montón para que Prefectura no hiciera las pericias y los peritos, cuando presentan el informe, lo presentan con partes de lo que hizo Prefectura. También pedimos que se ampliaran las pericias y propusimos una nueva tecnología. En la cuarentena, cuando se abrieron las causas de forma virtual, se abrió la del Repunte. El juez nos respondió que daba lugar al pedido de ampliación de las pericias y también al pedido de ampliación de informe. Pero nosotros teníamos que decir de dónde iba a salir el presupuesto para ampliar las pericias. Fue un “se hace, pero no”. ¿De dónde vamos a sacar nosotros la plata para la ampliación de las pericias? Le volvimos a escribir al Juez, le dijimos que no tenemos la plata para hacerlo y que se tiene que encargar el Estado. Es parte de lo que no se hizo, la pericia no se hizo completa. Tienen que hacer las pericias como corresponde.

Sobre el resarcimiento, tenemos tres viudas que todavía no tienen el certificado de presunción de fallecimiento y no tienen pensión. Por ejemplo, mis sobrinos todavía no cobraron lo que les corresponde por la ART. Falta un montón. Las familias que cobraron, cobraron porque las ART les dijeron “yo les doy tanto” y aceptaron por la necesidad. En el caso de mis sobrinos ellos fueron a juicio porque lo que les ofrecieron no era lo que correspondía. Les querían pagar solo lo que cobraba en blanco. Todos saben que en la pesca todos tienen una gran proporción de su sueldo en negro. Hay una familia que fue desalojada, deben un año de alquiler.

¿Cambió algo con el cambio de gobierno?

Nosotros no hemos tenido reuniones con nadie del gabinete ni con ningún ministro de este gobierno. Ni nos llamaron ni nada. Sí el Senavid, pero ya veníamos trabajando. Senavid es asistencia a la víctima del Ministerio de Justicia, la parte de los funcionarios de carrera. Pero del nuevo ministerio de Justicia nadie nos llamó. Sí es real que nosotros veníamos pidiendo que la junta de seguridad en el transporte comenzara a investigar sobre el hundimiento. En el gobierno de Macri nos dijeron que no porque “las leyes no son retroactivas”. Nosotros decíamos que teníamos del DNU anterior de la comisión de investigación independiente donde en uno de sus artículos figuraba que esta comisión iba a trabajar sobre las investigaciones que estaban en curso. No solamente el Repunte sino, por ejemplo, en el San Antonino (el Rigel no se había hundido todavía). Eso fue lo que dio la estructura jurídica para que ahora se pudiera investigar el caso del Repunte. Estas juntas de seguridad no buscan responsables, buscan las causas técnicas para prevenir futuros casos. Eso es muy importante para nosotros porque es uno de los pilares de nuestra lucha. Nuestra lucha es para que los responsables del hundimiento paguen, pero también para que no se vuelvan a repetir estas tragedias evitables.

¿Cómo sigue la lucha de los familiares?

Nosotros seguimos, la cuarentena y no poder salir a la calle nos afectó. El primer mes lo pasamos más fácil, el segundo fue un decaimiento total. Sentir que no estamos pudiendo hacer nada. Tampoco nadie nos llamó. Sentíamos que caía en el olvido. También el covid tapó un montón de temas y especialmente estos. Ahora, después de haber pasado el 17 con todo lo que significó ese día, conmemorar a ellos, a la tragedia, para que no se olvide, para que siga vivo el recuerdo de que fueron a trabajar, murieron en el trabajo y era totalmente evitable. Por otro lado, sentir que avanzamos en un logro impresionante que también tenemos que valorar. La comisión de investigación independiente fue un proyecto que presentamos nosotras. Luchamos un montón para que se llevara a cabo. Hasta ese momento era prefectura el que dejaba salir los barcos en cualquier condición y quien investigaba. Entonces nunca se investigaba nada. El 17 fue ambivalente: sentir por un lado que ya se iba a comenzar a investigar, un logro fuerte e histórico porque conseguimos algo inédito. No existe en Latinoamérica un organismo similar. Solo en EEUU, Europa y ahora en Argentina. Esto tiene que ver con la seguridad de los trabajadores porque los obliga a los empresarios a cambiar lo que no está bien. Es ambivalente porque sabemos que todo esto avanzó sobre la muerte de ellos, es la realidad. No podemos salir a festejar. Nuestra lucha continúa, como dice la última parte del documental. Iremos viendo de qué manera a medida que avancemos. En tres años no hemos bajado los brazos ni un solo día, y veremos cómo seguimos. Nuestros dos pilares son la causa penal y la seguridad para los trabajadores. Con los medios que tenemos, con las armas que tenemos que son el trabajo, la convicción, el estudio. Con la profunda convicción de que esto no tendría que haber pasado: así seguimos. Nosotros familiares, no somos una agrupación ni un partido. No sabemos cómo vamos a seguir, somos familiares que vivimos los mismos problemas que todo el país con la cuarentena… lo que sí te puedo asegurar es que la lucha continúa.

Suscribite a Política Obrera