Petroleros: reincorporación de Néstor Vivares y Mario Baeza

Escribe Juan Ferro

Tiempo de lectura: 1 minuto

El 5 de junio, en medio de una medida de fuerza por atrasos en los pagos de la petrolera OIL, de Cristóbal López, seis obreros recibieron telegramas de despido. Luego de gestiones con el sindicato petrolero y la UOCRA, fueron reincorporados los cuatro trabajadores de la construcción. La patronal dejó afuera a Néstor Vivares y Mario Baeza, ambos petroleros.

Vivares es un activista de larga trayectoria. Fue parte de la dirección del sindicato petrolero en una camada de activistas que emergió de la gran huelga del petróleo contra el impuesto a las ganancias. Frente a un brutal proceso de burocratización del gremio dirigido por Claudio Vidal, Vivares y Oñate siguieron defendiendo las luchas de los petroleros. En febrero del 2014, organizaron un bloqueo de la petrolera Bacsa y fueron detenidos.

El secretario general del sindicato petrolero, Vidal, con los compañeros presos les inició un desafuero argumentando que “tomaron atribuciones no fueron consensuadas por el resto de la dirigencia”. A pesar de esta brutal entregada se realizó una gran campaña nacional, logrando reunir cientos de pronunciamientos por la libertad de los compañeros, actos y movilizaciones hasta que, cinco meses después, luego de una importante marcha de delegados petroleros a la Cámara Penal, fueron liberados Para el activismo del país, su libertad fue el resultado de la movilización de las organizaciones obreras y populares.

Nuevamente, redoblaremos la fuerza por su reincorporación. Néstor es un genuino representante vivo del activismo petrolero contra las patronales y contra la burocracia de Claudio Vidal.

Suscribite a Política Obrera