Viva la lucha de los obreros del Centro Atómico de Ezeiza

Escribe Tendencia del Partido Obrero Zona Sur

Tiempo de lectura: 2 minutos

Desde principios de año los obreros de la empresa Combustibles Nucleares Argentinos - Fabricantes Aleaciones Especiales (CONUAR, empresa mixta que pertenece 64,43% a Pérez Companc y 35,57% el Estado Nacional), vienen sufriendo despidos encubiertos a través de retiros voluntarios, y suspensiones rotativas.

Desde el 13 de este mes, ante el anuncio de 43 despidos, los trabajadores decidieron en asamblea el paro y ocupación de la fábrica. El jueves 14 se movilizaron a las oficinas de Pérez Companc. La embestida de la patronal Pérez Companc-Estado Nacional, continuó al día siguiente, negando la entrada a los despedidos del turno tarde y soldando las puertas de acceso a las planta de producción. Los obreros solo tienen acceso a los baños, lugares de descanso y comedor. Es decir, un lockout patronal. . Sin embargo, la burocracia de la U.O.M. Avellaneda apela a una maniobra: “seguir de paro, pero con los despedidos afuera”. La posición de la burocracia de la U.O.M. Avellaneda es estirar el conflicto hasta que asuma F.F. con la excusa que ya tienen planificada una charla con el Secretariado Nacional de la UOM y FyF donde se discutiría la reactivación de todo el sector.

Las provocaciones continuaron. El martes 19, la Gendarmería no permitió entrar a los despedidos, militarizando el conflicto. El miércoles 18, los trabajadores de CONUAR marcharon al Ministerio de Trabajo de La Plata a una audiencia con la participación de la UOM Avellaneda, quienes se limitaron a exigir una conciliación obligatoria a sabiendas que esa instancia estaba agotada.

Luego de la audiencia la burocracia comunicó a los obreros el rechazo del Ministerio y frente a esto los obreros indignados votaron en asamblea el corte total de la autopista Riccieri. La asamblea del viernes, con la participación de 140 trabajadores metalúrgicos de los tres turnos, votó la continuidad de la toma.

Los obreros tienen en claro que rol está jugando la comisión interna y la dirección de la U.O.M, que se encuentran de lleno negociando el pacto social y flexibilización del convenio histórico con la patronal y los Fernández y Fernández.

La acción obrera de los trabajadores de CONUAR se inscribe en el ascenso de las luchas de toda la zona SUR del GBA, como es el caso de la heroica lucha de los trabajadores de Kimberly y Ansabo, y de un ascenso de los levantamientos populares de Bolivia, Chile, Haití, Ecuador, Brasil y ahora Colombia. Las acciones coordinadas de las luchas obreras, como es el caso de la zona sur, norte y Capital, es el canal político que los trabajadores están recuperando como experiencia histórica de nuestra clase y que los va a llevar a la victoria.

Reclamamos a la UOM la convocatoria a asamblea y un congreso con mandato de bases, para imponer la huelga general y acabar con la sangría de cierre de fábrica y talleres, dejando a miles de metalúrgicos en la calle.

¡Abajo los despidos en el Centro Atómico de Ezeiza!

Suscribite a Política Obrera