Estados Unidos: los luchadores no están con Biden

Escribe Norberto Malaj

Tiempo de lectura: 1 minuto

El inglés The Guardian destaca que “Biden construye una coalición que abarca generales, militares y activistas de Black Lives Matter, republicanos desencantados y socialistas democráticos. Su plataforma ha sido descrita como la más progresista de todas las candidaturas presidenciales de la historia” de EE.UU. (19/7).

Biden es un hombre del establishment. Ha defendido los ataques a Venezuela, Irán, etc. Como vice de Obama apoyó la mayor expulsión de inmigrantes de la historia, así como todas las guerras. Una encuesta muestra que sólo el 26% de sus votantes lo hace por convicción, el 65% para que no siga Trump. El aparato del PD le ofreció un lugar en la campaña a Sanders e incluso a la joven integrante de la Cámara de Representantes “Ocasio-Cortez y otros progresistas” (ídem ant.). El apoyo mayor de izquierda lo proporción la organización Democracy for America, que dice tener más de 70 mil adherentes a escala nacional, se reclama una fuerza de izquierda y su principal publicación es Jacobin. DFA fue el principal soporte de la campaña de Sanders en 2016 y nuevamente este año.

Trump presenta a Biden como un “radical”, pero “Biden es un objetivo improbable para un susto rojo. El ex vicepresidente de Obama pasó gran parte de las elecciones primarias demócratas esquivando los desafíos de la izquierda. Sobre todo, desde sus vínculos con la industria de servicios financieros hasta su plan de atención médica incremental y sus deficiencias pasadas en materia de igualdad racial” (ídem).

Los luchadores no piensan como Sanders u Ocasio Cortez – de lo contrario no estaría protagonizando una rebelión popular y luchando hoy en Portland, estado de Oregon contra la policía secreta enviada por Trump – el principio de la triple A en USA.

Suscribite a Política Obrera