Subte: Paro contra la agresión de la patota de la UTA a trabajadores del Taller Rancagua

Escribe Mauro

Tiempo de lectura: 2 minutos

El jueves 28, a las 23.15, irrumpió en el taller Rancagua de la línea B un delegado, integrante de la patota de UTA, con la intención directa de agredir a los trabajadores que en ese momento se encontraban en el comedor. Según testimoniaron dos trabajadores del taller agredidos, Carlos S y Emiliano L., “sin mediar palabra empujó a Carlos, que no cayó al tercer riel (electrificado) gracias a que otro de los compañeros estaba detrás y logró sostenerlo para que no caiga. Luego se fue a Jefatura y fue para el comedor donde nos increpó lanzando golpes, insultando, tomando a algunos compañeros del cuello, lanzando calzas de los trenes estacionados y respaldos de las sillas”.

Esta situación se prolongó aproximadamente hasta las 00.30 horas del viernes 29, cuando acudieron al lugar Ayuda Médica, la Policía y el SAME para atender a los trabajadores que tenían traumatismos y otras heridas leves. Como respuesta a esta cobarde agresión, los trabajadores de tráfico de la Línea B pararon desde las 5.30 hasta las 13 del viernes, junto a todos los talleres de material rodante de todas las líneas como medida de autodefensa. El taller Rancagua está con retención total de tareas desde hace mas de 130 días haciendo valer el derecho a preservar la salud de los trabajadores ante la detección de asbesto en las formaciones y en los elementos de trabajo. La patota de la UTA actúa como brazo represivo y aleccionador de Metrovías y del Estado para que los trabajadores, y de los talleres en las mismas condiciones como San José, retomen las tareas a costa de su salud. Una semana antes, AGTSyP convocó a un paro escalonado de todas las líneas para reclamar el reemplazo de todas las formaciones y la erradicación del asbesto de todas las áreas, la declaración tareas de riesgo de todo el trabajo en el subte y la entrega de los análisis e historia clínica a cada trabajador. Actualmente, una mesa cuatripartita integrada por AGTSyP, la UTA, la ART Galeno y Metrovías desarrolla una auditoría sobre el estado de salud de cada compañero. Hasta ahora, fueron analizados unos 250 casos sobre los 4.000 trabajadores del subte. AGTSyP ha reclamado que el gobierno y la empresa pongan fecha para la compra de los nuevos vagones, pero esto no ha ocurrido. Por el contrario, en el plan de inversiones anunciado para el próximo año, esto ni siquiera figura.

Hasta ahora, se sabe fehacientemente que son 13 los compañeros afectados por esta sustancia cancerígena presente desde hace por lo menos 20 años en los túneles. La patronal compró en España formaciones -los CAF 5000- que contenían esta sustancia y había sido repudiados por los trabajadores del subte de Madrid. A raíz de esta denuncia, se descubrió la presencia de asbesto en toda la red.

Reforcemos la deliberación y la organización en todos los sectores del subte (boleteros, auxiliares, tráfico, mantenimiento) para que la empresa cumplimente lo firmado en el acta labrado en octubre en el que se comprometían a realizarle estudios a todo el gremio con la mayor celeridad posible; que el asbesto sea erradicado de todas las formaciones y áreas; por una comisión obrera de seguridad e higiene con derecho a veto sobre las condiciones laborales y de salubridad; que la empresa responda por los daños ocasionados.

Suscribite a Política Obrera