Danone Longchamps: los trabajadores se organizan

Escribe Bárbara Carrillo

Tiempo de lectura: 3 minutos

En Danone Longchamps los casos de Covid-19 van en aumento, afectando a todos los sectores. Hace pocos días, en el área de servicios esenciales, seis trabajadores de convenio UOCRA que hacían arreglos en ese sector, dieron positivo y tuvieron que aislar a casi todo el personal.

Pero la empresa, simplemente se limitó a testear a aquellos que la patronal considera "contactos estrechos", cuando se sabe perfectamente que no hay posibilidad de mantener una distancia social en una fábrica con mil trabajadores. En un principio se trabajó al 50% del personal, pero eso duró menos de dos semanas. La empresa se niega a invertir un peso en la salud de los trabajadores. Sin embargo, por la cantidad de contagios se ve obligada a parar la producción en varios sectores. Un ejemplo de esto se dio en el sector Vacíos, donde la totalidad de los trabajadores contrajo el virus. La patronal, en lugar de desinfectar el lugar y parar la producción en el sector, recurrió a la reforma del convenio lácteo, por el cual se obliga a los trabajadores a la polifuncionalidad, sin reconocimiento de categoría o antigüedad. Los trabajadores que iban a ser enviados a ese sector, al ver que ni siquiera se había desinfectado, se negaron rotundamente, y en este momento enfrentan sanciones de la patronal.

Danone somete a los trabajadores a las peores condiciones de trabajo. No garantiza las medidas de higiene ni respeta los protocolos de la OMS, al negarse a desinfectar los sectores. Por el contrario, en un acto de hipocresía mayor, se presentó a la justicia para exigir se levante una cautelar impuesta por 40 trabajadores que le impedía eliminar el régimen de 7x2 y tocar los salarios. La patronal utilizó como excusa la pandemia para que se levante esta cautelar, alegando que este régimen es un riesgo para la salud (cuando se valió de este régimen negrero durante años) y, de esta manera, recortar el salario de 200 trabajadores que verán descontados más de 70 mil pesos al año en sus haberes. Además de pedir que se levante la cautelar, la patronal convocó a los trabajadores que se encuentran de licencia, por ser grupo de riesgo, para que firmen su acuerdo con este nuevo régimen, a cambio de un bono que no compensa lo que van a perder. A aquellos que no firman, la gerencia de Recursos Humanos les dice directamente: "si no firmás, el próximo llamado es para arreglar el retiro voluntario". La patronal avanza a un plan de liquidación de conquistas y despidos encubiertos.

Atilra Capital Federal, dirigida por Gustavo Campos, ha dejado a los trabajadores a merced de la patronal. La comisión interna se encuentra dividida entre grupo de Campos y el de Oliva (ligado al moyanismo). En esta disputa, los trabajadores no ven ninguna medida positiva, sino todo lo contrario. Por la última medida de fuerza, que consistió en un paro por 24 horas que terminó levantándose prematuramente, la patronal aplicó un descuento masivo del presentismo. A horas de una nueva medida de fuerza, que consistiría en un paro por 72 horas, es más urgente que nunca, en defensa del derecho a asamblea y huelga, que se reintegre todo lo descontado.

En este cuadro de situación está ocurriendo algo que no es único ni aislado. Esto es, la autoconvocatoria de los trabajadores y el surgimiento de nuevos activistas. Es así como el fin de semana pasado, un importante grupo de casi 100 trabajadores de Danone Longchamps, se juntaron en una asamblea fuera de la fábrica. Entre ellos, personal de enfermería contratado, precarizados (contratados por agencia) y trabajadores con años de antigüedad que están cansados de tanto atropello. Esta asamblea decidió colocar una nueva cautelar, que agrupe a la mayor cantidad de trabajadores, para que no se toquen el régimen de 7x2 ni el salario. Además, se discutieron el derecho a huelga en contra de los descuentos y el rechazo a los protocolos que implementa la patronal. Es un enorme paso que dará curso a nuevas luchas.

No al recorte en los salarios. Ante cualquier modificación en el régimen laboral, que no se afecte el salario. Por el derecho a asamblea y a huelga. Por paritarias libres y con paritarios electos en asamblea. Por protocolos obreros que incluyan los testeos masivos pagos por la patronal. Llamamos a todos los trabajadores lácteos del país, a un congreso de la industria láctea, por todas sus reivindicaciones.

Suscribite a Política Obrera