Chile: con cacerolazos y cortes de ruta se aprobó el 10 por ciento

Escribe Luciano Newen - Partido Obrero Revolucionario (Chile)

Tiempo de lectura: 3 minutos

Luego de que el lunes 20 la Comisión de Constitución del Senado resolviera continuar su tramitación, el miércoles 22 finalmente la Sala aprobó la reforma constitucional que permite el retiro excepcional de fondos previsionales. La iniciativa volvió el jueves a la Cámara de Diputados en su tercer trámite constitucional, donde la reforma recibió la aprobación final, y Piñera anunció que no vetaría la ley, ni la condicionaría a una decisión del Tribunal Constitucional. Ha primado en el Ejecutivo el temor a un nuevo oleaje de protestas. El bloque oficialista se quebró en ambas cámaras, donde el proyecto superó los dos tercios de los votos.

En la votación en general -y con apoyo de parlamentarios del bloque oficialista Chile Vamos- el proyecto en el Senado obtuvo 29 votos a favor, 13 en contra y una abstención, haciendo aún más dura la derrota para Piñera. La mayoría de las indicaciones (reformas al articulado) propuestas por la Comisión de la Constitución fueron aprobadas, aunque sin el fondo solidario -que también había sido rechazado en la Cámara de Diputados-, dejando en “veremos” la forma de reponer el dinero retirado.

La Cámara Alta aprobó el inciso sobre el carácter "intangible" de los fondos para evitar retenciones, descuentos o embargo. También, aprobó el que aclara que los fondos de pensiones retirados no constituyen renta y serán pagados de forma íntegra. Sin embargo, al haber exención de impuestos, con esto los parlamentarios -que podrán retirar cuatro millones 300 mil pesos de sus cuentas individuales- se han autoasignado, además, un bono de 1 millón 700 mil pesos (casi 6 veces un salario mínimo).

Los legisladores también aprobaron el plazo de un año para realizar solicitud de retiro, que el pago de la primera cuota se lleve a cabo en 10 días tras la petición, y que el pago de la segunda cuota se realice en un plazo de 30 días después del primer depósito.

Por otra parte, rechazaron definir fondos de pensiones como inembargables e inexpropiables y de propiedad de los trabajadores, así como también rechazaron el inciso relativo a la creación del Fondo Colectivo Solidario de Pensiones. El fondo pretendía consolidarse con aportes de patrones y del Estado y su objetivo se basaba en un financimiento progresivo de los complementos de pensiones que se necesiten. Asimismo, podía ayudar a compensar la falta de ahorros de aquellas personas que optaran por el retiro de parte de sus fondos de pensiones. Muchos de los senadores que se abstuvieron y algunos de los que rechazaron argumentaron que, aunque la iniciativa iba en el sentido correcto, la creación de un Fondo Solidario debía ser discutida en el marco de una reforma más profunda al actual sistema de pensiones.

En paralelo a la discusión en el Congreso, se desarrolló una nueva jornada de protestas con caceroleos, cortes de ruta y manifestaciones por el retiro del 10%.

Pero esto no es todo lo que movilizó al pueblo; mientras el proyecto de retiro del 10% de las AFPs se discutía en el Senado, miles de mujeres luchadoras irrumpieron en las calles repudiando la resolución del juez Federico Gutiérrez, que decretó “arresto domiciliario total, prohibición de acercarse a las víctimas y prohibición de abandonar el país” contra martín Pradenas, violador de Antonia Barra, la joven de 21 años que se suicidó tras ser violada por el imputado, hecho que se demostró durante esta jornada.

Aún cuando en un comienzo el Ministerio Público solicitó la medida cautelar de prisión preventiva contra Pradenas, apenas el Juzgado de Garantía de Temuco la rechazara, cientos personas salieron a manifestarse en las calles de la ciudad para protestar ante la decisión adoptada por el tribunal y para exigir justicia por Antonia Barra.

Con cánticos y cacerolazos, la pandemia no ha sido impedimento para que una gran cantidad de personas se reuniera para protestar. La movilización se hizo extensiva a otras regiones y ciudades del país, y dejó un balance de más de 200 personas detenidas a nivel nacional; el grueso de ellas se produjeron por concepto de “violación del toque de queda” y ley antibarricadas -votada por todos los partidos del régimen post18 de octubre.

Los tribunales capitalistas encarcelan a quienes violan el toque de queda pero libera, con garantías insólitas, a los violadores y asesinos de Antonia y nuestras compañeras, así como también mantiene libres a todos los violadores de derechos humanos durante la Rebelión y a todos los gestores y cómplices de las muertes por Covid durante la pandemia. Las masas, que hoy luchan por el 10% y contra la impunidad, sabrán acabar con las AFPs y harán pagar a los abusadores del pueblo y a sus encubridores con la Constituyente Libre y Soberana que reclama, y con gobierno de la clase trabajadora que llevará todos y cada uno de sus reclamos hasta el final.

Suscribite a Política Obrera