Golpe, proscripción y fraude

Escribe Emiliano Monge

En Bolivia.

Tiempo de lectura: 4 minutos

El gobierno de facto anunció la suspensión de las elecciones programadas para el 6 de septiembre. Las elecciones ya habían sido prorrogadas por los golpistas en mayo. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, postergó (por segunda vez consecutiva) las elecciones presidenciales. Este jueves, el TSE anunció que la votación se aplazaría para el 18 de octubre. Organizaciones sociales, sindicales y políticas rechazaron la postergación y anunciaron movilizaciones. Bolivia es el epicentro de una enorme crisis política, social y sanitaria.

Golpe

El golpe de Estado perpetrado por las fuerzas armadas bolivianas, la derecha del país, la embajada de EEUU y Bolsonaro, se apoyaron en las denuncias de la OEA sobre fraude en las elecciones de noviembre del año pasado. Estas denuncias nunca fueron comprobadas y fueron denunciadas como falsas según investigadores independientes y el New York Times. A pesar de ello, los golpistas y fascistas de Bolivia pidieron la intervención de las [elecciones por parte de la OEA] (https://politicaobrera.com/internacionales/1901-bolivia-oea-veedor-unico). Camacho escribió una carta a su titular, Luis Almagro, pidiendo la anulación de las elecciones. La OEA avaló el fraude en Honduras y cumplió un rol fundamental en el golpe de Estado en Bolivia.

La decisión del Tribunal Electoral cede ante las presiones de la OEA y del gobierno de facto. Sindicatos y organizaciones sociales se movilizaron a La Paz estas últimas semanas exigiendo la renuncia de ministros y denunciando los intentos de fraude, proscripciones y prórrogas en los comicios. El fraude tiene que ver con la manipulación de los datos legales de los ciudadanos y la habilitación del padrón electoral.

Proscripción

El TSE inhabilitó la candidatura a senador de Evo y del excanciller Diego Pary, mientras evalúa retirar la personería jurídica al MAS y la inhabilitación de su candidato presidencial, Luis Arce, que va primero en las encuestas y puede [ganar en primera vuelta] (https://politicaobrera.com/internacionales/1884-bolivia-las-elecciones-y-otro-golpe). El coordinador de Movimientos Sociales de Añez, Rafael Quispe, señaló que los actuales miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) terminarán en la cárcel si no anulan la personería jurídica del Movimiento Al Socialismo (MAS) por las declaraciones del candidato presidencial del MAS, Luis Arce, quien supuestamente reveló datos de encuestas. El viernes, la alianza Creemos, del fascista Luis Fernando Camacho, oficializó la demanda ante TSE de inhabilitar al MAS por la difusión de la supuesta encuesta.

Antes del anuncio del TSE, Doria Medina, candidato a vice por Juntos (Añez), declaró que el MAS no podrá volver al gobierno y que perdería su personería jurídica: “No sabemos qué va a pasar, el MAS puede perder su personería jurídica, no va a haber elecciones el 6 de septiembre, se van a posponer” (elpais, 23/7). El MAS se declaró “en estado de emergencia ante este nuevo intento de proscribir al MAS-IPSP” y a sus candidatos (19/7).

Prórroga

El presidente del TSE, Salvador Romero, dictaminó que “fruto de consideraciones de orden científico, legal y sociopolítico, en el ejercicio pleno de sus atribuciones, la exigencia de la ley de que el proceso electoral considere los parámetros científicos y cuente con suficientes medidas de seguridad de salud, el TSE ha resuelto fijar la fecha de la jornada de votación de la elección general el domingo 18 de octubre de 2020, con una eventual segunda vuelta el 29 de noviembre y una posesión de las autoridades en diciembre” (diariocontexto, 23/7). El Comité Científico Nacional Covid-19, asesor del Ministerio de Salud de Bolivia, había enviado el lunes una carta a Romero, desaconsejando llevar a cabo las elecciones en septiembre, por el incremento de contagios. La COB juntos a otros sindicatos y movimientos sociales, se habían movilizado a La Paz para pedir la renuncia del Ministro por el desmanejo de la pandemia en Bolivia.

Bolivia es uno de los países más afectado por el Covid19. La Universidad Johns Hopkins marca que Bolivia acumula 64.135 casos, con 2.328 víctimas fatales. Pero se estima que los contagiados se deben multiplicar al menos por 10. Los hospitales están colapsados y se denuncia que los cuerpos de personas muertas son levantados de las calles o las casas por centenares todos los días. Las clínicas privadas concentran el 50% de las UTIs del país. Un ministro de [Añez propuso expropiarlas pero rápidamente tuvo que retractarse] (https://politicaobrera.com/internacionales/1930-bolivia-catastrofe-sanitaria-terremoto-politico).

Los fascistas comités cívicos salieron a pedir la suspensión de las elecciones y “que vuelvan a convocarse cuando los expertos crean que es ‘seguro’, debido a la situación de la pandemia de coronavirus en la nación andina” (21/7).

Reacción obrera, indígena y campesina

La COB anunció que se movilizarían hasta garantizar la realización de las elecciones en la fecha establecida y que no aceptarían más dilaciones. “Los trabajadores en estado de emergencia a nivel nacional, vamos a convocar a una gran marcha la próxima semana el día marche. Convocamos a todas las organizaciones sociales del país rechazando este intento de golpe a la democracia, intento de suspensión de las elecciones del 6 de septiembre. El pueblo pide elecciones porque no se han atendido las demandas sociales en salud, en educación, hay miles de despedidos, hay miles de fallecidos porque no se han otorgado protocolos para atender la pandemia. En 8 meses hemos visto la caída de nuestro país, con recetas del FMI, con chantajes al pueblo y a la Asamblea Legislativa. La unidad granítica de los trabajadores de afiliados y no afiliado de la COB, le dice al gobierno y al Tribunal Supremo electoral, rechazamos este golpe a la democracia y la suspensión de las elecciones”.

Los campesinos nucleados en el Trópico de Cochabamba, que nuclea a seis federaciones, declaran que le da un plazo de 72 horas para que el TSE se retracte de suspender las elecciones, o iniciaran “movilizaciones indefinidas” en todo el país. También se pronunciaron en ese sentido los movimientos reunidos en el Pacto Unidad, indígenas, trabajadores y campesinos. En la lucha de clases se va a dirimir el futuro del país.

Suscribite a Política Obrera