Rosario: Amsafe declara diez días de huelga

Escribe Mariano Hermida

Tiempo de lectura: 2 minutos

Con el voto “digital” de casi seis mil compañeros, los docentes de Rosario realizarán un paro que se extenderá por dos semanas. El día miércoles 12-8 habrá una caravana educativa por las calles santafesinas.

Los motivos que llevaron a que los docentes tomaran estas medidas son muy claros. En primer lugar, porque el gobernador Perotti se niega a abrir la paritaria y anunció un “aumento” por decreto, de una suma en negro, por única vez, de $3.000 ($2.400 para los jubilados). Hace seis meses que los docentes tienen sus salarios congelados. Tampoco cobran en tiempo y forma. Otros de los reclamos muy sentidos de los compañeros es el de un salario de emergencia para los docentes reemplazantes y el rechazo al retorno a clases presenciales mientras no estén garantizadas todas las condiciones edilicias, de seguridad e higiene correspondientes.

El descontento que anida ente la docencia ya había tenido su expresión la semana pasada, el 4 y 5 de agosto, con los paros “virtuales” de 48 horas convocados por los departamentos conducidos por la oposición (Rosario, Caseros, Belgrano y Gral. López). Esa medida fue avalada por el voto de casi 9 mil docentes que se expresaron en toda la provincia y contó con un alto nivel de acatamiento. La dirección provincial de Amsafe, que conduce Sonia Alesso, secretaria general de CTERA, comenzó desde entonces una ola de ataques contra la oposición combativa del gremio, tachando de “anti estatutarias” las medidas de fuerza votadas.

Pero es Amsafe Provincial, sin embargo, la que viene actuando sin el mandato de las 19 seccionales que la componen y definiendo acciones sin el concurso de las bases. En este caso, cuando el gobierno informó de su decisión unilateral de pagar el bono, la Comisión Directiva Ampliada resolvió rechazar el aumento por decreto y convocar a dos paros de 48 horas, divididos en dos semanas diferentes.

El “plan de lucha” de la celeste tiene por objetivo dilatar y descomprimir el creciente ánimo de lucha, que, en cambio, una huelga general provincial uniría en un solo puño contra los planes ajustadores del gobierno.

En la seccional de Amsafé Rosario decidieron los docentes. La consulta virtual que se propuso contenía tres mociones a considerar: el paro de actividades desde el lunes 10 al viernes 22 de agosto (con asamblea para evaluar el viernes 15) fue la más votada, con casi 3.000 votos. En la misma también los compañeros se pronunciaron por “no a la vuelta a la presencialidad en las actuales condiciones”. La moción que salió segunda, con 1440 votos, sostenía el paro por tiempo indeterminado. La moción que impulsó la celeste- dos paros escalonados de 48 horas- salió última, con 1.224 adherentes.

Los casi 4500 votos de los docentes rosarinos contra 1200 de la burocracia celeste expresan un creciente ánimo de rebelión contra el gobierno y su dirección provincial.

El paro de 10 días votado en Rosario es una enorme oportunidad para que la docencia intervenga en otras seccionales estratégicas, como Santa Fe y San Lorenzo, que son conducidas por la celeste, para imponer votaciones virtuales que se sumen a la caravana del Miércoles 12-8 y al paro votado en Rosario.

Se abre el camino para la convocatoria a una asamblea provincial de delegados con mandato, para unificar a toda la provincia en una huelga general educativa que conquiste el conjunto de los reclamos planteados.

Suscribite a Política Obrera