Viva la lucha de Algodonera Avellaneda: no al desalojo

Escribe Agustín Fernández

Tiempo de lectura: 2 minutos

Ha tomado estado público la decisión judicial de desalojar el acampe de las y los obreros textiles de Algodonera Avellaneda, del grupo Vicentin, que llevan adelante una lucha muy importante en el norte santafesino por condiciones trabajo y aumentos salariales. La decisión llegó luego de la última audiencia en el ministerio de Trabajo. Todos los intentos de mediación fracasaron por exclusiva responsabilidad de la patronal, que se niega a satisfacer cualquier reivindicación del pliego presentado.

El derrotero de esta patronal es harto conocido en estos meses. El lobby capitalista se ha extendido a los gobiernos locales de Avellaneda y Reconquista, que se han pronunciado y operado con el fin de aplastar la lucha que, desde hace más de 70 días, se está desarrollando en la fábrica textil. Hacemos responsables tanto al poder judicial que pretende "solucionar" el conflicto con un mazazo a las condiciones de estas trabajadoras y trabajadores, como a los intendentes de Reconquista y Avellaneda que se han ungido como portavoces de los intereses de las cerealeras y los pooles capitalistas. Scarpin, recientemente organizador del banderazo contra la reforma judicial, ha reclamado una reacción del estado ante la situación, pero lejos de medidas "extremas" como lo serían expropiar o intervenir la empresa. En los hechos, ha dado un visto bueno al desalojo decretado.

Días atrás, el abogado de la patronal embistió con su automóvil a los combativos delegados. Ante el hecho, el Estado y sus agentes policial es no han hecho más que redoblar los escarmientos: la abogada de los trabajadores ha sido amenazada para que se retire del caso y de la ciudad. Las denuncias radicadas por esta han sido desestimadas por la fiscalía en apenas horas. La impunidad de los capitalistas es total.

Ejemplo de lucha

Si bien el desalojo estaba planteado para la madrugada del viernes 21, la solidaridad obrera y de la región impidió que se consumara. Los trabajadores han convocado a un nuevo corte de la Ruta 11.

El porvenir de esta lucha es crucial para la clase obrera santafesina del país y demuestra, siendo un faro indispensable para luchar contra los embates de las patronales, sus gobiernos y del Estado. La Asociación Obrera Textil debe llamar a un paro regional y el desarrollo de un congreso de bases de los trabajadores del norte santafesino que unifiquen bajo un programa todas las luchas en desarrollo.

Suscribite a Política Obrera