Movilizamos por todos los reclamos pendientes

Escribe Eva Gutiérrez

Tiempo de lectura: 1 minuto

Este jueves, y tal como lo habíamos anunciado, marchamos al ministerio de Desarrollo Social junto a varias organizaciones. Entre ellas, Izquierda Latinoamericana –con quienes venimos de movilizar en Berisso y Pergamino- un desprendimiento de la Tupac Amaru y el MIJD, que marchó en 23 provincias.

La movilización logró que las asambleas agrupadas en el Polo Obrero de los compañeros de la Tendencia recibieran una entrega de alimentos, después de varios meses sin recibir nada, y de varias movilizaciones anteriores. En el NOA, aún no hemos recibido ninguna entrega.

Además, logramos levantar 20 bajas de las 30 que sufrimos en noviembre, y reclamamos por otras 100 que tuvieron lugar en diciembre. En su mayoría, esas bajas fueron pedidas por el Polo Obrero “oficial” para poder dar altas, de acuerdo con el último arreglo que alcanzaron con el gobierno macrista.

En este cuadro, y con la consigna “por el trabajo genuino y una Navidad sin hambre” decidimos marchar a Desarrollo Social y Pami. Nos recibieron en Desarrollo las nuevas autoridades, quienes se comprometieron a reincorporar a las 100 bajas.

El próximo martes discutiremos el sostenimiento por parte del Estado hacia nuestros merenderos y comedores. También reclamamos por el bono de fin de año, la entrega de alimentos navideños y nuevos cupos para el plan “Hacemos futuro”. La Tendencia del Polo Obrero soporta un doble asedio: el del Estado, contra nuestros derechos y conquistas, y el del oficialismo del PO, que está recorriendo las asambleas para perseguir y extorsionar a las compañeras que deciden adherir a nuestras filas.

Quienes ahora nos acusan de “movilizar con Castells”, deberán dar explicaciones por las canalladas punteriles que llevan adelante contra los trabajadores desocupados, con el propósito –que no conseguirán- de ponerlos de rodillas. Son los mismos que, en las movilizaciones donde hemos coincidido, se han opuesto a que ingresen nuestros representantes a las reuniones con el gobierno.

Todos estos métodos brutales refuerzan las filas de la Tendencia, que seguirá su lucha por recuperar al Polo Obrero de las garras de sus actuales punteros.

Suscribite a Política Obrera