17 de Setiembre salimos a las calles, por el trabajo y todos los reclamos

Tiempo de lectura: 3 minutos

La política social anunciada desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación no se cumple. Toda la política social está dictada por los nuevos acuerdos de deuda y los que ahora se discuten con el FMI, el cual exige se reduzca el gasto social. A los compañeros ingresados al plan Potenciar Trabajo no les pagaron en la fecha acordada y aún no tienen asegurado su cobro. Desde el Ministerio nos informan que la liquidación no está firmada. En momentos en que se registra un promedio de 10.000 contagios y más de 300 muertos diarios por COVID-19, ningún desocupado o trabajador precarizado puede sostener una cuarentena ante la falta de ingresos.

Quienes cobran un plan social no percibieron el “bono” de $ 3.000, el cual el gobierno había comprometido a incorporar al plan de manera fija. Sin embargo, hoy seguimos con los miserables $8.500 en los que los planes están congelados desde hace casi un año. La mercadería que a lo largo de todos estos años de lucha se ha arrancado al Ministerio de Desarrollo Social para comedores y merenderos continúa sin aumento en las cantidades, mientras que en los barrios la necesidad se multiplica.

Ya han anunciado el fin del IFE, ese ingreso de emergencia al que millones no accedieron y que se pagó sólo tres veces (a los que sí tuvieron esa suerte).

El gobierno pretende entretenernos con la conformación de “entes ejecutores”, entregando dinero a las organizaciones para hacerlas cargo de la ejecución de obras que les corresponden al Estado con trabajadores bajo convenio. Sin embargo, ni siquiera depositó el pago del “sueldo” miserable de los compañeros que trabajaron en esos entes todo el mes de agosto. No hay garantías de que esto se cobre el mes que viene, y el gobierno ya empieza a plantear que los desocupados deberán realizar obras, limpieza de veredas y arreglos de edificios públicos sin ningún adicional al plan que ya cobran. Plantean pagar un plus sólo a aquellos que oficien de “capataces”, controlando los horarios y el trabajo de sus propios compañeros, con el argumento de que pagar más a todos los desocupados implicaría un subsidio indirecto a los supermercados (porque, lógicamente, los compañeros destinarían ese dinero a la compra de alimentos). No se plantean la posibilidad de intervenir a las empresas que especulan con los precios de los alimentos; les toleran la falta de cumplimiento de los protocolos, les otorgan exenciones impositivas, las subsidian con la ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción), les habilitan descuentos salariales, suspensiones, etc.

Sólo hasta mayo, los datos del Ministerio de Trabajo admitían la pérdida de 400.000 puestos de trabajo en lo que va del año. Sumadas las suspensiones, pasaban el millón de trabajadores que dejaron de percibir un sueldo y engrosan ahora las filas de los desocupados. Los números actuales serán mucho peores, y la perspectiva para los meses que siguen no es alentadora: transitamos un camino que va hacia la liberalización general de la economía. El gobierno nacional firmó el acuerdo de pago de la deuda externa y va a la discusión de la deuda con el FMI, sobre la base de reformas que implicarán todo tipo de pérdida de derechos laborales y recortes enormes en el gasto social. Por el contrario, al aparato de seguridad del distrito más explosivo del país (la provincia de Buenos Aires), la policía que desapareció a Facundo, se lo “premia” con una "inversión" de $ 37.700 millones de pesos.

Esas fuerzas reforzadas ahora desalojan violentamente a los ocupantes de tierra como en Guernica, Ciudad Evita, ante la falta de viviendas.

En conclusión, seguimos sin trabajo, sin ingresos, sin salud, sin alimentos y sin vivienda.

Desde la Tendencia del Polo Obrero les propusimos a todas las organizaciones movilizar en forma coordinada el próximo 17 de setiembre por nuestras reivindicaciones comunes.

Llamamos a todas las organizaciones a movilizar a Desarrollo Social en todo el país por el TRABAJO GENUINO. Reclamamos:

PLAN OBRA PÚBLICA que genere empleo con salario de convenio.

PAGO INMEDIATO A TODOS LOS COMPAÑEROS INGRESADOS EN AGOSTO al Potenciar Trabajo.

DUPLICACIÓN INMEDIATA DEL MONTO DE TODOS LOS PLANES y APERTURA DE CUPOS PARA TODOS LOS DESOCUPADOS.

AUMENTO DE LA CANTIDAD, CALIDAD Y VARIEDAD EN LA DE MERCADERIA.

DESCONOCIMIENTO DE LA DEUDA: que esos fondos se destinen a la salud, el trabajo, la vivienda, alimentación, jubilaciones, la educación y salario.

Desde la Tendencia del Polo Obrero llamamos a organizarnos todos los trabajadores desocupados y sus organizaciones a discutir un programa común y coordinar la lucha en las calles por los reclamos en forma unificada.

Suscribite a Política Obrera