El Polo Obrero Tendencia se moviliza por el trabajo, la vivienda y los comedores

Escribe Eva Gutiérrez

Tiempo de lectura: 3 minutos

A un mes de la última movilización del frente de organizaciones sociales que compone el Polo Obrero Tendencia, los compromisos asumidos por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación no se cumplen. El ministerio ha anunciado recientemente en una reunión que los compañeros ingresados al plan Potenciar Trabajo para noviembre cobrarán recién en diciembre.

Mientras el gobierno patea para adelante este cobro del subsidio a los desocupados, se siguen engrosando las filas de la gente sin trabajo, con 1.400.000 desocupados nuevos; el aumento de la pobreza ya está en un 40,9% de la población; y día a día vemos nuevos despidos.

En este cuadro es imperioso que los compañeros tengan un ingreso para poder comer. Por lo tanto, el trabajo genuino generado a partir de un plan de obras públicas es más necesario que nunca. Mientras tanto, deben abrirse los programas sociales para incluir a todos los que no tienen trabajo bajo un subsidio universal al desocupado.

Por otro lado, el compromiso asumido por el gobierno de un aumento en la cantidad de mercadería para sostener comedores, merenderos y ollas populares, no se hace efectiva. El aumento del 10% comprometido para octubre no se está recibiendo.

Los desocupados han dejado de recibir, de un día para el otro y sin explicaciones, el bono de $3.000 que se entregó durante los primeros meses de la pandemia debido al aumento de la miseria, que la apertura económica de ningún modo ha revertido. Seguimos con $8.500 de plan social. El IFE, de $10.000 cada dos meses, ya tiene fecha de finalización. Ante esta situación las asambleas se pronunciaron masivamente por salir a las calles y golpear fuerte para que nos escuchen y atiendan los reclamos.

Desde la Tendencia del Polo Obrero vemos que se está retirando la asistencia social. Alberto Fernández está cumpliendo como lo reclaman los acreedores de la deuda externa, reduciendo el gasto social. Cumple con los requisitos de atender reclamos del sector empresarial como, por ejemplo, la reducción de retenciones a las agroexportadoras o el subsidio de las ATP. Estamos ante un gobierno que atiende los reclamos de la clase capitalista reforzado con aumentos salariales y 37.000 millones de dólares al aparato represivo de la policía bonaerense. Mientras incumplen los acuerdos con los desocupados, no abre la obra pública para generar trabajo genuino.

Para las 2.500 familias que hoy ocupan en Guernica las tierras, por no poder hacer frente a un alquiler o al hacinamiento que sufren con su grupo familiar, Alberto Fernández y Kicillof sólo tiene para darles una amenaza de desalojo para el 14 de octubre. Para las enfermeras y los trabajadores de salud que han ganado las calles denunciando su situación no sólo de falta de insumos sino también su situación salarial (bonos que no se cumplen), cansados y extenuados de jornadas laborales sin descanso para atender la pandemia en la primera línea, en la legislatura porteña de Larreta los recibieron a golpes.

Esta situación no se tolera. Este 7 de octubre salimos por nuestros reclamos. Para llamar la atención e invitar a los compañeros desocupados a tomar en nuestras manos el reclamo, ganar las calles y organizar un gran frente de lucha. Coordinar la respuesta al ataque a nuestras elementales condiciones de vida al que quiere someternos el capital y el gobierno.

Nuestro reclamo:

Trabajo Genuino.

Ingreso al Potenciar Trabajo de los desocupados por un salario igual al costo de la canasta básica.

Por el pago de todos los ingresados en noviembre.

El cumplimiento de aumento en las partidas alimentarias para el sostenimiento de comedores.

Por un plan de viviendas y urbanización de los barrios.

Por la entrega de los terrenos para el que lo necesite. No al desalojo de Guernica ni de las tierras en la provincia de Buenos Aires ocupadas por miles de familias que no tienen dónde vivir.

El desconocimiento de la deuda externa.

Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones de desocupados a romper la tregua, a terminar con la pobreza y la desocupación, por el trabajo genuino, por un gran frente de lucha. Discutamos en asambleas y preparemos una gran asamblea de trabajadores desocupados.

Suscribite a Política Obrera