Paritaria docente bonaerense: Baradel no tiene mandato

Escribe Mariano Hermida

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el marco de la paritaria docente de la provincia de Buenos Aires, el gobierno “ofreció” a los gremios un incremento del 15%, en dos cuotas. Finalizada la reunión, los sindicatos emitieron un comunicado en el que señalaron que iban a “poner a consideración de nuestros cuerpos orgánicos la propuesta recibida para brindar una respuesta al Gobierno Provincial”. Pero fue todo un circo.

La dirección provincial de SUTEBA, incluso antes de siquiera difundir la oferta de manera oficial, convocó a la velocidad de la luz a reuniones de delegados para el mediodía. Naturalmente, ningún docente pudo debatirlo entre sus propios compañeros de escuela y ningún delegado concurrió a las reuniones con mandato. Desde la realización de la oferta a las reuniones de delegados que tuvieron que analizar, debatir y votar por la aceptación o el rechazo (en donde lo permitieron), no pasaron ni cuatro horas.

Durante el transcurso del día, se fue conociendo la oferta. Un 6,5% a cobrar en noviembre, retroactivo a septiembre, y otro tramo de 8,5% a cobrar en enero. Muy por detrás del 40% de aumento al básico, que el gobierno le otorgó a la policía bonaerense. De este modo, en diciembre, el salario básico de un preceptor sería de $14.625 y un maestro de grado cobraría $16.087. El salario inicial sería llevado a $36.000, cuando según las últimas estimaciones del INDEC la canasta familiar se ubica en los $74.000. Esto explica el apuro de los gremios por firmar, ya que cualquier asamblea de escuela hubiera rechazado de plano la “oferta”.

En estas circunstancias se desarrollaron reuniones de delegados en los distritos de la provincia, en los cuales la burocracia no dio precisiones sobre la oferta y en varias de ellas tampoco permitió votar, ya que “todo iba a resolverse en el plenario de secretarios generales de SUTEBA”. Cuando no pudieron callar voces que manifestaban el rechazo a la oferta del gobierno, apelaron a “mutear” a los compañeros y hasta llegaron a cerrar salas de zoom para dar por finalizadas las reuniones. La burocracia sindical aplicó los mismos métodos antidemocráticos de siempre, pero ahora en la “virtualidad”.

Los delegados que intervinieron por Tribuna Docente (Tendencia) en las reuniones rechazaron todo este accionar burocrático. Contrapusimos a esta maniobra que el mecanismo para aprobar o no la oferta debía ser sobre la base de las asambleas y los mandatos de escuela. Denunciamos que la aceptación de la oferta deja a los salarios por debajo de la línea de la pobreza y marcamos la necesidad de organizar un plan de lucha por un salario que cubra el costo de la canasta familiar.

En las seccionales multicolores de Tigre, Escobar y Bahía Blanca, el rechazo fue unánime. Un plenario provincial de delegados, que reunió a 650 compañeros del conjunto de las seccionales multicolores de SUTEBA, se pronunció por un salario básico de $44.000, un incremento del 40%, camino al costo de la canasta familiar y se acordó la realización de una jornada provincial de lucha con paros, acciones distritales y una caravana a la casa de la provincia de Buenos Aires, que tendrá lugar el próximo miércoles 14 de octubre.

Los gremios provinciales se aprestan a convalidar en estas horas un acuerdo salarial con el gobierno, sin el mandato de sus representados. Es necesario que impulsemos asambleas de escuelas y pronunciamientos impugnando que los dirigentes firmen sin el acuerdo de los docentes, por el rechazo a la oferta del gobierno, por un salario acorde al costo de la canasta familiar y participar activamente de la provincial de lucha convocado por los SUTEBAS Multicolores.

Suscribite a Política Obrera