Los aceiteros van al paro nacional

Escribe Juan Ferro

Tiempo de lectura: 1 minuto

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina ha decretado un plan de lucha que se inicia con un paro general.

Los aceiteros tienen un convenio con un sueldo básico inicial de $68.678. En la última paritaria acordaron una cláusula de revisión que debía ser discutida en agosto. La Federación reclama, para esta cláusula de revisión, apoyándose en los cálculos del INDEC sobre la canasta familiar, que su básico inicial sea de $81.670.

Lo que comenzó con una dilación de la revisión, por parte de las cámaras patronales, pegó un salto cuando el Grupo Beltrán, empresa Dánica, dictó un lock out en su planta de Llavallol para que sus trabajadores “acepten” directamente un cambio de convenio y pasen al gremio de la alimentación, un convenio que ubica el sueldo bruto un 40% abajo del convenio aceitero.

Aunque la patronal de Dánica es la punta de lanza, el hecho de que las cámaras no quieran discutir la cláusula de revisión con el argumento insólito de que los aceiteros “no tuvieron pérdidas de su poder adquisitivo”, son dos caras de la misma moneda.

Las cámaras patronales desde hace tiempo pretenden que los aceiteros tengan convenios con sueldos diferenciados; quieren el establecimiento de “ramas” en la industria, como en la UOM; quieren, además, que el peso específico del básico sea mucho menor con relación al sueldo bruto que perciben los trabajadores. Quieren también que el salario conformado sea, como en la mayoría de la industria, un “mix”, donde los premios a la producción y el presentismo constituyan la mitad del salario real.

Estamos ante empresas que embolsan ganancias extraordinarias, aun durante la pandemia, que fueron consideradas esenciales desde el primer DNU presidencial y recientemente han sido beneficiadas con la baja de las retenciones, cuando están exportando por millones de dólares, utilizando sus propios puertos privados a una rentabilidad extraordinaria.

Suscribite a Política Obrera