Ciudad: acampe de enfermeros en Jefatura de Gobierno

Escribe Maxi S. Cortés

Un plan de lucha hacia el 21N, el Día de la Enfermería.

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Asociación de Licenciados de Enfermería (ALE) y el Sindicato de Enfermeros (SITRE) promovieron una movilización con acampe a la Jefatura de Gobierno porteño para exigir el pase a carrera profesional de enfermería, hoy inscripta en el convenio de administrativos. El acampe contó también con el apoyo de la Asociación Gremial Interdisciplinaria del Hospital Moyano (AGHIM).

La actividad es parte de las diversas acciones que los trabajadores de Enfermería han sostenido luego de la movilización del 21 de septiembre pasado. Participaron aproximadamente un centenar de enfermeros de distintos hospitales porteños, agrupaciones y delegaciones como la del hospital Posadas.

Fueron recibidos por una representante de la dependencia de ´recursos humanos´ del Gobierno de la Ciudad, que propuso el levantamiento de la actividad para tener una reunión en la Secretaria de Trabajo el día siguiente con cuatro representantes de la movilización. Esto fue rechazado por los trabajadores que vistieron el frente de la jefatura con un escenario donde más de una decena de representantes dieron voz a una radio abierta.

Las intervenciones pusieron de manifiesto la grave situación de que vive el personal de enfermería porteña y también en el resto del país, como es caso de los trabajadores de Jujuy o Misiones, que vienen desarrollando una fuerte lucha por sus condiciones de trabajo y salario. Una aguda intervención de una trabajadora inscribió la miseria salarial a la que son expuestos como parte de una realidad donde los trabajadores luchan por necesidades básicas como la vivienda, en el caso de la toma de Guernica. La representante del Hospital Posadas recogió la experiencia de la movilización autoconvocada del 21S, donde primó la unidad de los trabajadores como equipo de salud, sin distinción de gremio, partido o profesión por sobre la fragmentación que promueve la burocracia sindical que le da la espalda a los trabajadores. La trabajadora denunció a los gobiernos y al Estado por no dar respuestas ante los más de 110 trabajadores de enfermería fallecidos.

Varios referentes pusieron como perspectiva en la agenda de lucha una movilización nacional para el próximo 21 de noviembre, en el Día de Enfermería. Los distintos sectores de la salud pública y privada deben confluir en las calles en una enorme movilización nacional a todos los centros políticos provinciales con centro en Plaza de Mayo para llevar al gobierno nacional un programa que plantee un aumento general del salario de 40% para todos, incorporación masiva de personal con convenio y derechos, pase a planta para los contratados y las residencias de último año, ART y salario para las concurrencias, reducción de la jornada laboral a seis horas y la creación de un nuevo turno, pensión hasta la mayoría de edad de los hijos de los trabajadores fallecidos, pase a profesional de la carrera de enfermería.

Suscribite a Política Obrera