Autoconvocados de la Salud en Bariloche: “nuestro reclamo es la recomposición salarial”

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 2 minutos

Cada jueves, desde el 21 de septiembre pasado, el movimiento autoconvocado de la salud de Bariloche reclama por sus condiciones de trabajo y por su salario en las escalinatas del Hospital. Recientemente, la gobernadora de la provincia dejó plantados a los trabajadores en una reunión pautada. La respuesta fue un corte de ruta. Entrevistamos a Karina Farias, licenciada en enfermería que trabaja en pediatría del Hospital Zonal de Bariloche “Ramón Carrillo”, integrante del movimiento autoconvocado y recientemente electa delegada de Fesprosa en su hospital, donde están formando la Asociación Sindical de Salud Pública de Rio Negro, ASSPuRN, en respuesta a la inacción y traición de los gremios estatales ATE y UPCN.

“Mi experiencia empezó el 21 de septiembre, cuando nos autoconvocamos a nivel nacional como enfermeros. Hicimos manifestaciones y marchamos al Centro Cívico donde entregamos un petitorio a una concejal que también es enfermera, de Juntos Somos Río Negro, a cargo del gobierno provincial para que le llegara a la gobernadora”.

“A nivel provincial también enfermería se autoconvocó el 21 de septiembre y allí surgió la idea de formar un nuevo gremio. Y se pidió a Fesprosa la personería jurídica para Rio Negro. Quedé como delegada, respaldada por una asamblea pero no elegida por votación”.

“Fuimos dos delegadas muy convencidas de formar el nuevo sindicato quienes dimos el puntapié inicial. Después ya fuimos elegidas por asambleas. Queremos abarcar a todo el personal incluido en las dos leyes, la 1904, de profesionales y licenciados, y la 1844, de no profesionales para que los beneficios sean iguales para todo el personal”.

“Ahora somos seis delegados en el hospital. Tres por no profesionales y tres por profesionales y licenciados todos elegidos en asamblea”.

¿Cómo funciona la organización del hospital?

Las asambleas son fundamentales. Estamos todos, profesionales y no profesionales. Es nuestra única y mejor herramienta que tenemos, donde todos tienen la misma posibilidad de hablar. Así es en toda la provincia.

¿Cómo ves el panorama actual para el gremio?

En este momento estamos discutiendo la oferta del gobierno provincial, que es el bono plus pandemia. Vamos a asambleas en todos los hospitales de la provincia para resolver si lo aceptamos o no. Algunas ya lo rechazaron porque nuestro reclamo es la recomposición salarial ya que el salario está muy deteriorado. Las asambleas también están rechazando el aumento diferenciado a las jefaturas porque tampoco nos parece bien.

¿Cómo cayó el plantazo de la gobernadora?

Viajamos a Cipolletti cuatro delegados por Fesprosa y dos médicos elegidos por asamblea. Cayó muy mal entre todo el personal que no nos haya recibido. Habíamos esperado 19 días esa reunión. Movilizamos en caravana de toda la provincia. Terminamos cortando el puente Cipolletti-Neuquen donde estaba otro gremio ladero del gobierno que nos hostigaba, para manifestar nuestro repudio al destrato.

¿Cómo ves el futuro de esta lucha?

Por un lado, vamos reuniendo los avales para formar ASPuRN. Son 500 avales en el hospital de Bariloche y en la provincia, 2.000. Eso muestra que los trabajadores de la salud quieren este gremio. Y la lucha por la recomposición salarial nos reforzó mucho. En un futuro podremos sentarnos a la mesa de las paritarias para obtener lo que queremos.

Suscribite a Política Obrera