Mar del Plata: Acampe de la Mariano Ferreyra.

Escribe Malena A.

Con la unidad de ocupados y desocupados luchemos por el salario y trabajo genuino.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Desde el día 13/01 la organización social “Mariano Ferreyra” está desarrollando un acampe y corte de calle frente a la municipalidad en reclamo por bolsones de comida que se adeudan y tarjetas de alimentos. Los bolsones que se adeudan vienen del gobierno de Vidal, que entregó los últimos cuando los compañeros ocuparon la sede de Desarrollo Social en la ciudad. Por su parte el actual gobernador Kicilof no da respuesta a esa deuda ni a las tarjetas de alimentos que nunca fueron entregados a los compañeros que acampan.

El acampe se pronuncia en contra también de los anuncios del Ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, que propone un plan de precarización laboral que disfrace no sólo las grandes tasas de desempleo, sino también la responsabilidad política del Estado. Este plan que organizaría a los desocupados de los barrios en “cuadrillas” (Sólo 50.000 de los 500.000 que reciben planes sociales) para realizar trabajos de obra pública a modo de “emprendedores”, lo que transformaría a los desocupados en trabajadores altamente precarizados y bajaría el costo de la obra pública.

El intendente Montenegro, por su parte, ha trasladado su despacho al Centro de Monitoreo Municipal y no ha acusado recibo de la medida de lucha de la Mariano Ferreyra. El Frente de Todos por otra parte “escapa” del Palacio Municipal sin dar respuesta,mientras que la concejala Marina Santoro ha sido nombrada presidenta de la comisión de “Calidad de Vida” y la ex-candidata a intendenta y ahora Ministra de Desarrollo Social de la Provincia Fernanda Raverta se pasea por la ciudad con el Gobernador, desconociendo el reclamo de entrega de la mercadería adeudada por la provincia.

Perspectivas

En la capital nacional de la desocupación hay que desarrollar a fondo las limitaciones de los programas sociales propuestos por el gobierno. La propuesta del Frente de Todos tiende a desarrollar y a afianzar la relación del Estado con los punteros, sometiendo a los vecinos de los barrios a los intereses de mafiosos que a cambio de este negocio, le prometen al gobierno garantizarle la gobernabilidad y la contención social. A través de mecanismos como estos, o el de “La CGT de los sin trabajo” el Estado desarrolla a fondo una política de cooptación de los movimientos sociales.

En este sentido debemos organizarnos en asambleas, votar delegados barriales y un plan de lucha para que estos puestos laborales sean para todos los desocupados que reciben planes sociales, pero en planta permanente, bajo convenio colectivo de trabajo, con un salario igual a la canasta básica familiar. Para esto, más que nunca, tenemos que ir a la unidad de todos los trabajadores: ocupados, desocupados y jubilados, contra el gobierno y la oposición que pretende saldar la crisis política y económica a costa de nuestros salarios y condiciones de vida.

Suscribite a Política Obrera