Reincorporaciones en el INTI: una victoria de los trabajadores

Escriben Mariela Ugarteche, Romina Albertotti, Walter Herrero y Lucas Vázquez

La reincorporación de los despedidos en el INTI –que deberá concretarse el próximo 20 de enero- es un triunfo incuestionable de los trabajadores.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hace justo dos años atrás, los trabajadores del INTI, se encontraron con el despido sin causa de 258 compañeros. El ataque se concentrò sobre los activistas que se encontraban bajo contrato. Perpetrado con el argumento del “ajuste en el Estado”, los despidos formaron parte de un operativo dirigido a la privatización del INTI y de sus funciones.

La respuesta de los trabajadores fue inmediata y contundente. A pocos días de conocidos los despidos, una asamblea votó la ocupación del Instituto y un plan de lucha para retrotraer la medida. Durante más de 40 días los trabajadores ocupamos las instalaciones del Instituto, y llevamos adelante diferentes actividades para difundir el conflicto y contrarrestar los ataques del gobierno. Las autoridades llevaron adelante una intensa labor de amendrentamiento, mediante descuentos salariales superiores al 50%, colocación de cámaras, persecución a los compañeros con seguridad privada en los edificios y la policía Federal dentro del predio, al punto de impedirle la entrada a los compañeros despedidos. Nada de esto pudo ponerle fin a las inmensas reservas de lucha de los compañeros. Pero la Junta Interna, entonces dirigida por la lista Verde, capituló ante la presión patronal y levantó las medidas de lucha. Esta rendición le valdría a la Verde una crisis, una fractura y, posteriormente, la pérdida de la propia interna. En diciembre de 2018, la Naranja ganó la junta interna, a través de una lista conformada por compañeros despedidos reinstalados mediante cautelar judicial, activistas no despedidos e independientes. La tentativa de un descabezamiento del activismo –perpetrada con las cesantías- había recibido un primero y certero revés.

Aunque la burocracia impugnó las elecciones para entorpecer el trabajo, la nueva Junta Interna relanzó un plan de actividades para mantener vigente el reclamo de reincorporación de todos los despedidos. Luego de las PASO, se conformó la Comisión de Despedidos del INTI, con el apoyo de la JI. La comisión llevó adelante diferentes actividades por las reincorporaciones. De este modo, las autoridades que asumieron en diciembre se encontraron con un reclamo vigente y activo, al cabo de una lucha tenaz y prolongada contra el gobierno macrista. En esas condiciones, el nuevo gobierno debió acceder a la reincorporación de los compañeros despedidos, so pena de debutar con un choque abierto con los trabajadores estatales. El proceso de resistencia ha culminado con un triunfo: el compromiso del reingreso efectivo de los compañeros el próximo 20 de Enero.

El método de la ocupación frente a los despidos, el plan de lucha y la organización consecuentes nos permitió derrotar esta tentativa de ajuste y privatización del gobierno macrista, y la complicidad de la burocracia sindical. Como resultado de ello, el kirchnerismo debió asumir la dirección del INTI con una clase obrera en lucha, y aceptar un reclamo que –en otras condiciones- hubiera sin duda desconocido. Defendemos la reincorporación de los despedidos para reforzar la capacidad de lucha de los trabajadores del INTI y de toda la clase obrera por una perspectiva politica propia, y no para apuntalar la dudosa “reindustrialización” de F F, rehén de los acreedores internacionales y los monopolios capitalistas.

Con todos los despedidos adentro, pelearemos por el pleno reconocimiento de la junta Interna elegida democráticamente por los trabajadores, y para defender el pliego de todas las reivindicaciones pendientes. Entre ellas, la defensa del salario –amenazado por la inflación creciente y los anuncios oficiales de “desindexación”- , y la lucha por los pases de tramo y grado, largamente postergados.

¡Viva la lucha de los trabajadores de INTI!

Suscribite a Política Obrera