Misiones: los trabajadores de la música en la banquina

Escribe Ale Nolz

Tiempo de lectura: 3 minutos

El martes 12 de enero pasado, en las dependencias municipales de Posadas, se realizó una reunión entre “representantes” de diferentes colectivos artísticos con autoridades municipales y provinciales, para discutir una solución a la situación laboral de los músicos a raíz del decreto 33/21 que suspende todos los espectáculos, tanto públicos como privados, ante el avance de casos de COVID 19.

Estos “representantes” de los colectivos artísticos se ´autoeligieron´ para participar de la reunión en su nombre. Nunca avisaron al grupo de WhatsApp, que agrupa 200 trabajadores de la música, cuándo se iba a realizar la reunión, ni qué se iba proponer concretamente em la misma; ni qué hablar elegir democráticamente a quiénes participarían ni con qué mandato de esa reunión, siendo que había sido solicitada con la firma de muchísimos músicos.

Finalmente, en la reunion estuvieron el intendente Stelatto, el secretario de Gobierno Juan Pablo Ramirez, el secretario de Cultura y Turismo Benito del Puerto, el ministro de Cultura de la Provincia de Misiones José Martin Schuap. Por el lado de los artistas, concurrieron Mariana Ronda Mendez por Músicas Unidas de Misiones (MUM) y Gervasio Malagrida en "representación" de los demás colectivos auto convocados. También el SADEM (Sindicato Argentino de Músicos), que es un fantasma en la provincia, participó de la reunión a través de Víctor Rivelli y Richard Cantero, este último además como miembro de la CGT. En un comunicado expresan lo que se resolvió en esa reunión,que dicen, tampoco fue “ideal”. Entre otros, se dejará trabajar a los músicos, en formato solista, dúo o trío en bares y restaurantes, extremando las medidas, mientras que los que tengan más integrantes se lo pondrá en un programa de contención de Secretaria de Cultura del Estado para tocar via streaming.

Por los empresarios, estuvo Martin Oria, representante del AMHBRA (Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines), que a través suyo acordaron con el SADEM realizar un relevamiento de los espacios adecuados para que los músicos toquen.

No se avisó a las bases de dicha reunión, no se debatió y ni mucho menos se votó en una asamblea virtual un programa de acciones concretas para dar una salida verdadera ante esta situación. Tocar en locales cerrados y via streaming para las bandas que tenga más de tres integrantes no es la solución, porque son en lugares cerrados y los contagios proliferan de todas maneras y hay sobradas experiencias en otras provincias. El Estado subsidia a las empresas hoteleras y de turismo con un acuerdo con los propietarios de bares y hoteles sin que el estado haga nada, no se van a prevenir las infecciones en los músicos (lugares cerrados y streaming) y una buena parte de los músicos quedaremos sin trabajar, esto si no es que la epidemia en ascenso en la provincia y no obliga a cerrar bares y restaurantes; el gobierno provincial se ufana de que recaudó 80% más por ingresos brutos pero no pone un peso para subsidiar a los artistas, sí a las empresas hoteleras .

Llamamos a todos los músicos de la ciudad y la provincia a reflexionar ante estas maniobras que ya son moneda corriente, y a sumarse en una nueva Asamblea de Músicos Autoconvocados y deliberar un programa de acciones concretas y que se vote democráticamente elección de delegados con mandato revocable y acuerdos aprobados en asamblea, para dar salida ante esta situación que nos toca atravesar.

Para ello proponemos:

• Circuito de shows al aire libre con protocolos estrictos en distintos escenarios y anfiteatros con los que la ciudad y la provincia cuenta y que sea financiado con un cachet asegurado por el estado, tanto para músicos, sonidistas e iluminadores.

• Subsidio para todos los artistas en el caso de que la epidemia se desborde y no podamos trabajar adecuadamente, igual a dos salarios mínimos.

• Pase a planta de todos los artistas que trabajan en dependencias municipales y la provincia.

• Basta de perseguir a los que luchan.

Suscribite a Política Obrera